Archivos de la categoría ‘Rincón crítico’

Planetes

Publicado: 13/11/2015 en Excusas y otras cosas, Rincón crítico

Hay muchas otras series de las que quiero hablar. Y en algún momento hablaré. Pero antes, quiero hablar de la serie Planetes.

Empezaré diciendo que me encanta la ciencia ficción. El Marciano me encanta, Asimov me encanta. La ciencia ficción me encanta. Y la ciencia me gusta también mucho, en general. Y Planetes me encanta.

A ver, que me voy a ir por las ramas si no me controlo. Lo primero, de qué va la serie.

La serie va de unos recogedores de basura.

Sí. De basureros. De basureros DEL ESPACIO. Todo empieza con un accidente de una nave espacial por culpa de la chatarra espacial. A partir de ese momento, se vuelve obligatorio que las empresas que trabajan en el espacio recojan chatarra espacial. Toda la sección de chatarra es la protagonista, aunque Tanabe es la protagonista principal.

 

Y básicamente, eso es todo. La sección de chatarra yendo a recoger basura espacial, visitando la luna para recuperarse de los problemas que puedan tener etc. Al final, las cosas se complican con un accidente en el espacio bastante chungo y un viaje a júpiter, terroristas…

A primera vista, parece que no es nada especial. Pero luego, piensas en los personajes… Dios santo, adoro los personajes. Todos ellos cambian durante la serie. Absolutamente todos. Hasta los que crees que no harán nada más que estar por allí. Si aparecen en dos episodios, cambiarán en alguna forma. Algunos más bruscamente, otros menos. Y todos tienen sus fallos. Nunca me había pasado de tener ganas de abofetear a todos los personajes al menos una vez en toda la serie. Pero abofetear de partirles la cara para que se callen de una maldita vez y se paren a pensar.

Pondré el ejemplo de Yuri (obvio homenaje a Yuri Gagarin. Si no sabéis quien es, pues click en el nombre, que se os ha de decir todo). Lo hago porque ocurre en los primeros episodios. En los primeros, de hecho, está ahí. No hace casi nada. Y llega un momento en que empiezan a enseñarte lo que hace y piensas “Oye, es cierto. De este tipo no se más que el nombre. ¿Qué puñetas quiere? ¿Cual es su ambición en la vida?” Y es en ese capítulo en que te lo enseñan. Donde se pone en un peligro muy muy grave por una pequeña cosa.

Sencillamente, los adoro a todos. Me desesperaron muchos (todos), pero muy muy chulo todo.

Oh, y el tema de la muerte. Tratan la muerte muy muy bien. O al menos, a mi entender. Aaaagh, es un spoiler grande, pero me gusta tantísimo cómo primero hacen que conozcas a los personajes y luego los matan una vez les has pillado cariño por sus propios logros, todas ellas de forma horrible e inclemente, como el espacio.

La animación, pues no se. No está mal. A lo mejor la gravedad cero no la pillan del todo bien. Es difícil pillarla del todo bien, pero al menos reconocen la gravedad cero (vaaale, técnicamente no es gravedad cero. Es ingravidez, que consiste en una caída libre contínua.).

Pero hay una cosa de animación que me gusta muchísimo. El opening. ADORO el opening. No por la canción, más bien porque contiene resumida la historia de la exploración espacial. Y he escuchado peores canciones. Y como soy un puto friki del espacio, me he tragado el opening todas las veces. Y los pequeños cambios aquí y allí, cuando aparecen nuevos personajes o les ocurre algún evento que cambie a los protagonistas me encantan. Lo he visto no se cuantas veces y aún así, cada vez que lo veo me emociono.

Esta puñetera serie me ha recordado por qué adoro el espacio como lo hago. Muestra en una misma serie, en un mismo personaje, lo mejor y lo peor del ser humano. A veces, un personaje hace el acto más valiente, desinteresado que puedas imaginar. Pero un par de capitulos después, hace el acto más egoista y que acaba jodiendo a todo el mundo, y sabes antes de que lo haga que joderá a todo el mundo. Adoro eso.

Y la música… adoro el apartado sonoro de la serie. Cuando una escena es en el espacio, notas que es en el espacio. Hay silencio absoluto. Solo escuchas la radio. Y no se cómo se lo hacen, pero si pasan al espacio, puedes no ver la escena, pero lo escuchas. Escuchas el silencio. Y sabes que pasan al espacio. No se si es un sonido de fondo que hay siempre que quitan o si cortan todo el sonido un momento antes de empezar a decir algo. Me inclino por el primero, pero eso me encanta.

Solo tengo un problema con la música. Y es el ending. No es porque sea malo. No del todo. Tampoco es que le haya prestado mucha atención. No suelo prestar atención a los endings. Pero siempr escuchas los primeros acordes. Y es un ending muy animado. Está chulo. Pero algunos capítulos tienen un final bastante bestia. Y por bastante bestia me refiero a un personaje al que le has cogido cariño dice, básicamente, que tiene cáncer y que todos los protagonistas seguramente contraigan cáncer. Y luego saltan al ending. Vienes de una puñalada en el estómago y saltan a este ending… Por el amor de dios, no hagáis eso. Queda raro. Te saca de la ilusión.

Y las canciones son una pasada también. Tal vez no lo mejor de la serie, pero hay una en concreto, A secret of the moon, que adoro. No se por qué. Pero no es la única. Planetes (si, se llama como la serie la canción), del final, también es muy chula.

Se que la serie tiene otros problemas y soy consciente de que no es la mejor serie. Pero para mi, es un diez. Me encanta. Y si os gusta la ciencia ficción, haceos un favor y mirad la serie. Solo puedo decir que la adoro muchísimo y que se ha convertido en una de mis series favoritas de la que hablaría muchísimo y llenándolo todo de spoilers si se me dejara. Es preciosa. Y ese final, enseándote un detalle, pero sin decir nada… MIRAD LA SERIE POR EL AMOR DE DIOS.

Hay unas cuantas series que he visto este verano de las que quiero hablar. Creo que empezaré por Avatar. Y para hacerlo más corto, ambas.

En cuanto a los aspectos técnicos, en animación gana Korra en general. Es más fluida. Más vibrante. Y está en 16:9 en lugar de 4:3. Pero eso no quiere decir que Aang no tenga escenas muy espectaculares y Korra algunas más cutrecillas. Ambas están muy bien.

En sonido, no me fijé mucho, debo decirlo. Ambas estaban bien. Muy bien. Fantásticamente bien. Y eso que no me fijé mucho. Pega perfectamente con todo, es muy distintiva y sin embargo no es tan llamativa como para sacarte de la ación por la música que suena. Es una maravilla. LINKS PARA TODOS

agni kai

Avatar Aang’s theme

leaves from the vine: Joder, todavía se me saltan las lágrimas.

Greatest change

En cuanto a historia… buf, por donde empezar. Supongo que por Aang.

Es el mundo de avatar. En él, ciertas personas tiene poderes y pueden controlar los elementos. Son los “benders” o maestros de los elementos. Y solo hay una persona en todo el mundo capaz de controlarlos, el Avatar. Él es el encargado de mantener el equilibrio en el mundo. Cuando un Avatar muere, se reencarna en otra persona de otra de las naciones, siguiendo un ciclo. Las naciones son fuego, agua, aire y tierra.

La leyenda de Aang empieza cuando Katara y Sokka encuentran a Aang, un niño de unos 12 años, encerrado en un iceberg. Es el avatar. Desapareció hace 100 años, cuando la nación del fuego comenzó a invadir el mundo. Durante ese tiempo, la nación del fuego ha ido conquistando el mundo, y ahora Aang debe detenerlos. Y para ello viaja por todo el mundo, aprendiendo a controlar los elementos.

Korra toma lugar tras la muerte de Aang. El mundo ha avanzado y hay tecnología a lo años 30 en un futuro steampunk. Sigue la historia de Korra y cómo se convierte en una persona sabia y responsable.

Creo que Aang se basa más en la historia. En lo que ocurre a los personajes, más que en los personajes en si. Aang nos enseña el mundo de avatar. Korra nos enseña más a los personajes. Es solo en que se fijan. Ambos enseñan las dos cosas. Es algo normal. Avatar es la primera serie. Cuando creas algo, tienes que enseñar el mundo y darle carácter. Eso es lo que hizo Aang, y lo hizo bien. Muy bien. Korra se puede centrar en otras cosas. Solo nos ha de actualizar en lo que pasa con el mundo.

Por eso me gusta más la historia de Aang. Y por otro motivo. En Aang, las temporadas están divididas por el elemento que aprende esa temporada. Agua la primera, Tierra la segunda y Fuego la tercera. Korra es por lo que aprende Korra. Aire, espíritu, cambio y equilibrio. En Aang, hay UN malo. Y ya. En Korra hay cuatro malos, uno por temporada. Y los saltos en el tiempo son más habituales. Me da sensación de que le falta cohesión.

Pero vamos a lo que las dos series hacen muy, muy bien. Los personajes.

Y no, no voy a hablar en detalle de todos ellos. Son muchos. Los cuatro del grupo del avatar en ambas temporadas más todos los personajes secundarios recurrentes con importancia. Y SON MUCHOS. De Aang, así a primeras, son Zuko, Aang, Katara, Sokka, Toph, Iroh, Roku, Ty-Lee, May, Azula, Ozai, la luna, el almirante, Bumi, El rey de Ba Sing Se, el padre de Katara y Sokka… Son demasiados. Son muy buenos. Todos. Hasta los secundarios tienen su importancia y una personalidad propia. Algunos como Sokka son muy divertidos, otros como Iroh son reflexivos y muy memorables… hay de todo. La serie tiene sus momentos épicos, sus momentos reflexivos sobre cuestiones morales, sus momentos tristes y sus momentos graciosos.

Pero prefiero los personajes de Korra. Mucha gente se queja de esto, pero yo no veo el motivo. Creo que es solo que la gente no piensa bien en lo que ha pasado cada personaje. Todos los personajes de Avatar son diferentes porque han pasado por cosas diferentes y las afrontan de forma diferente. Aang es más maduro que Korra, sí. Pero Aang es un chaval de 12 años con la responsabilidad de salvar al mundo que se encuentra que es el último miembro de su tribu. Eso es madurar a hostias. Katara y Sokka algo similar. Su padre se fue a la guerra y su madre fue raptada. Eso te hace madurar a hostias. Tras los eventos de Avatar, el mundo ya no está en guerra. La gente no tiene que madurar a hostias. Korra no tiene esa responsabilidad, lo ve como un juego al principio. Mako y Bo-lin crecieron en la calle. Mako se hizo duro para mantenerse vivo y Bo-Lin se hizo un bromista para mantenerse animado tanto él como su hermano. Todos son hijos de sus circunstancias. Y en Korra, los personajes pasan por más cosas. Maduran más lentamente. No creo que nadie tenga problemas con la Korra de la última temporada.

Y tengo un problema con los personajes de Aang que no tengo tanto con los de Korra. Los personajes de las dos series son bastante grises. No suele haber ninguno blanco o negro. En general, todos tienen algo reprochable si son buenos o algún aspecto que los redima si son malos. Comparto lo que Amón decía que quería. Tanroc enseñó a Korra la importancia del mundo espiritual, Zahir tiene razón respecto al loto blanco y acaba ayudando a Korra a superar sus miedos. Kuvira muestra valor tiene un objetivo en mente y ha calmado al reino de la tierra. Pese a ser literalmente hitler. (no, en serio. Campos de concentración, usurpar el poder, querer hacer la nación grande de nuevo recuperando su territorio natural, esa actitud totalitaria… es hitler). Pero en Aang… ¿Que tiene de bueno Ozai? ¿Que tiene de bueno Azula? Esos dos no han hecho una cosa buena en su vida. Esos dos son el tipo de gente que desayuna fetos de perro. Son malos y ya. Los malos de Korra suelen tener un punto bueno. Además, representan diversas ideologías. Son más completos, al menos según mi punto de vista. Ambas series tiene grandes personajes.

Quiero hacer mención especial al tio de los repollos. Es uno de los personajes más memorables de la serie pese a ser un running gag, un chiste recurrente. Y he de darle crédito por tener éxito en la vida y llegar a montar “cabbage co.” y tener una estátua suya que se ve en Korra.

Resumiendo, que me alargo mucho y más que me podría alargar: Las dos series son fantásticas. Vedlas. Ambas. En serio. Hacedlo ya. La acción es buena, la música es buena, la historia es buena, los personajes son buenos y no se me ocurre un solo punto en que no sean, al menos, una muy buena serie. Es una serie que disfrutan tanto niños como adultos.

Uno de mis lemas en la escritura es que no puedes equivocarte leyendo a ciertos autores. Entre estos, están el difunto Terry Pratchett (DEP) y Isaac Asimov. Y la saga Fundación es la Magnum Opus de Asimov. Es su gran obra. Y es LARGUÍSIMA. No puedes analizar la saga de la fundación entera en un solo post. Es demasiado largo. Así que me limitaré a estos tres, que además son los únicos que he leído. El resto, los leeré cuando los tenga.

El juego empieza cuando Hari Seldon crea las dos fundaciones. Seldon es un psicohistoriador y prevé los movimientos sociales de las masas. Ve que el actual imperio está en decadencia y que llegarán 30.000 años de barbarie. Para reducir esos 30.000 años a solo 1.000 crea las dos fundaciones y las situa en extremos opuestos de la galaxia. El primer libro sigue solo las aventuras de la primera fundación. El segundo y el tercero se centran más en la figura de El Mulo y las consecuencias que tuvo.

No puedo decir lo bastante lo mucho que me gustan los jodidos libros. En todo. Los personajes son muy interesantes y todos tienen su punto. Y la brillante forma de resolver los conflictos y cómo, aunque manden una o dos personas, al final, las masas son lo importante. Si las masas no progresan y acaban estancadas, da igual cómo sean los dirigentes.

En fin, es el todo. Es ciencia ficción, pero no ciencia ficción de tecnología. Es ciencia ficción de sociología. Aunque parezca mentira, Isaac Asimov publicó en nueve de las diez categorías del sistema Dewey de clasificación, que incluye cosas como Filosofía y psicología, lenguas, ciencias básicas, Artes y recreación o Historia y Geografía. Si alguien puede hacer ciencia ficción filosófica, es Asimov.

Realmente no puedo decir mucho sin spoilear cosas. Ya he dicho incluso demasiado. Es una pasada de libro. Bueno, libros. No soy capaz de explicarlo bien y lo siento mucho. Tengo que practicar para hacer esto mejor.

Siiiii, otra vez un libro y no una serie. Y menudo libro. En solo dos días terminé todo el libro. Hacía muchísimo que no estaba enganchado a un libro de forma tan brutal, pero me ha encantado.

A ver, primero de todo, un resumen:

Mark Watney es un astronauta de la tercera misión tripulada a Marte. Por una serie de eventos con muy muy mala suerte, sus compañeros creyeron que estaba muerto y abandonaron el planeta sin él. Esto es cómo empieza el libro. Mark tiene que sobrevivir en Marte hasta que puedan rescatarlo. Y la cosa va para largo. Poco a poco trabaja para sobrevivir en Marte, para alargar sus provisiones, cultivar lo que pueda en las zonas presurizadas y, en algún momento, tratar de comunicarse con la tierra.

El personaje principal es Mark Watney. Ingeniero y biólogo enviado a Marte. En una situación como la que le ha ocurrido, es su personalidad lo que brilla. Es muy inteligente y sabe arreglar las cosas. Pero al final, lo más destacable de su personalidad es el humor. Es algo que le ayuda a sobrevivir psicológicamente y que nos ayuda a todos. Una vida sin risas no es una vida que valga la pena vivir. Por suerte, Watney es muy chistoso. Aunque hay que decir que es posible que su humor sea un tanto peculiar. Así que voy a poner dos ejemplos del humor que se gasta, no solo Watney, sino el libro en general.

El primer ejemplo es cuando la NASA descubre que está vivo, aunque no le puede decir nada. Un jefe de la nasa suelta un párrafo muy conmovedor acerca de cómo está totalmente solo, de que debe estar pensando en su familia y en todo lo que ha dejado atrás y lo duro que es todo eso, Mark escribe en su bitácora: ¿Cómo es que acuamán controla las ballenas? ¡Son mamíferos! No tiene sentido.

El otro ejemplo es cuando Watney consigue comunicarse con la NASA. El fragmento es literal:

NASA: Todo lo que escribes se transmite en directo a todo el mundo.

Watney: ¡Mira! ¡Un par de tetas! -> (.Y.)

Este es el nivel de humor del libro. Puede que no parezca mucho, pero me ha hecho reir a carcajadas. Y no es solo por el humor. El libro es de ciencia ficción. Yo suelo hacer la distinción entre ciencia ficción y ciencia ficción-fantasía basándome en el hecho de si es plausible según lo que sabemos. Los relatos de Asimov son ciencia ficción-fantasía (bueno, al menos unos cuantos. Hay muchos). Este libro es ciencia ficción pura y dura. Y tiene bastantes elementos técnicos. Reacciones químicas, compensación térmica, diferencias de presión, aerodinámica en Marte, ingeniería de cohetes… A veces, la explicación técnica se vuelve un poco confusa. Pero por suerte, después viene una explicación para imbéciles, que suele tener una nota humorística.

Además, aunque no lo parezca, transmite muy bien la sensación que debe producir estar abandonado en medio de Marte. Realmente resulta muy creíble y es muy emocionante leer el libro.

No se que más decir. El libro me ha encantado. Es tenso, es creíble, es divertido, es épico… Si se le puede reprochar algo es que hay algún que otro Deus Ex Machina para sacar a Watney de apuros. Pero en general, los Deus Ex Machina son más bien hacer que las cosas no exploten o se quemen. Y hay más Deus Ex Machina para meterlo en apuros que para sacarlo. Además, son Deus Ex Machina bastante pequeños. Cosas que no resisten como el primer día después de usarlos más de 100 días extra a lo que estaba previsto, pequeños problemas aquí y allá. Refuerzan mucho la visión de que una misión espacial depende de que un millón de pequeñas cosas salgan bien e incluso un tornillo mal puesto o con algún pequeño defecto puede hacer que una misión de miles de millones de dólares acabe en la ruina. Comprad y leed el libro, por el amor de dios. Haceos un favor.

Y nada mejor para terminar que esta canción (esto tiene un nuevo sentido si has leído el libro)

Técnicamente no es porno. Técnicamente es un anime. Técnicamente es muchas cosas. Pero en la práctica… Dios mío en la práctica.

Normalmente empiezo hablando de la historia, pero esta vez prefiero hablar antes de los personajes.

Panty: Es una de las dos principales protagonistas, que son hermanas. Esta en concreto es una rubia obsesionada con el sexo. Pero obsesionada del todo. Es en lo único que piensa. Creo que en todos los capítulos echa al menos un polvo. Se supone que es un ángel enviado del cielo para matar los fantasmas de Daten City. Además de estar obesionada con el sexo, es la más alegre de las dos y le gusta ser el foco de atención. Pero principalmente, le gusta el sexo. Para derrotar a los ángeles, cada una tiene un arma. En el caso de Panty, es una pistola. Concretamente, puede transformar sus bragas y el resto de calzoncillos en una pistola.

Stocking: La otra de las dos protagonistas. Su obsesión son los dulces. Es prácticamente lo único que come. Todo lo que sea dulce, se lo come. Es la más callada y reflexiva de las dos. Por un poco. Su arma consiste en convertir sus medias en dos espadas.

Garterbelt: Un cura negro afro. Por si eso no te basta, es además un pedófilo al que le gustan los niños y el bondage. Y para completar el pastel, es inmortal. Sí, todo eso es cierto.

No se si lo habréis notado, pero esta serie no es para niños. Ni de lejos. Está demasiado llena de tacos para ser para todos los públicos. Y después están las referencias sexuales en absolutamente todo. Incluso en los propios nombres de los personajes. Y no, no son referencias escondidas que un niño pequeño pueda no entender. Literalmente, echan un polvo en pantalla. Sin mostrarlo directamente. Solo la sombra. Hay más personajes. Tooodos con referencias sexuales.

Solo haré mención a Scanty y Kneesocks. Son dos enviadas del infierno, encargadas de meter todos los fantasmas posibles por el medio. Y son lo opuesto a Panty y Stocking. Extremadamente rígidas con las normas, serias… Aunque usan las mismas armas, eso sí.

Ahora que me he sacado esto de delante, hablaré de la historia.

Y hasta aquí la historia.

No hay nada. Cada capítulo va por su lado, sin importar lo que hacen los otros. Si en un capítulo se transforman todos en zombis y en el siguiente ni se hace una referencia a ello, creo que podemos decir que no hay historia. Hasta llegar a los dos últimos capítulos. ¿O debería decir cuatro? Los capítulos de PSG duran 20 minutos, pero están subdivididos en dos capítulos de diez minutos. Normalmente, ni siquiera esos tienen continuidad (la única excepción es en el que se presentan Scanty y Kneesocks). Pero los dos últimos capítulos (contando 20 minutos=un capítulo) sorprendentemente tienen un arco juntos que más o menos tiene sentido. Sin motivo alguno. Lo peor es que en la escena posterior a los créditos del último capítulo, sueltan un gigantesco plot twist que cambia totalmente la serie y dejan la “historia” colgando. No tiene sentido interno, no tiene sentido externo y no tiene sentido ni su existencia. Es la única escena postcréditos de la serie y da sentido a algo que no ha tenido sentido. Es lo que más rabia me ha dado de la serie, sinceramente.

Animación. Dios santo la animación. Aquí si que hay que decir.

Lo primero es que la animación es estilo super-nentas. Es muy cartoon network. Lo segundo, que es impresionante lo depravadamente sexual que puede llegar a ser ese estilo de animación. Y de pronto, cambia el estilo de animación a “Full anime“. Y cambian otra vez a un estilo todavía menos detallado, sin llegar a ser south park. Es muy, muy raro.

Pero la música… Dios santo que musica. Podría estar en una discoteca escuchándola.

Fly away

Beverly hills cock

Pantscada (usando orgasmos de mujeres para hacer la parte vocal. Por qué no)

Technodildo

Chocolat (espera, esta no es como las otras. ¿Qué puñetas? Es muy raro)

I want you

D-City Rock (con vídeo musical incluido. Es un buen resumen de la serie. El sexo, las palabrotas, el humor referencial…)

Diré solo dos cosas más. Una es que al final de cada batalla contra un fantasma, el fantasma explota. No en animación. Hay una maqueta del monstruo modelada en realidad que hacen explotar con petardos y eso es lo que ponen para mostrar que el monstruo ha muerto. Extraño, pero vale la pena. Como he dicho, la serie es muy técnica. Incluso es una serie “Técnicamente de animación”.

Lo segundo, me gusta lo que han hecho con Panty y Stocking vs Scanty y Kneesocks. Panty y Stocking son los ángeles. Vienen del cielo y son las que representan cosas de felicidad. Sexo. Dulces. Es el éxtasis. El placer. Normalmente esto se asocia con el diablo, pero si lo piensas bien, tiene sentido que sea el cielo. El cielo es el lugar al que van las buenas personas y por ello, es el lugar en el que hay recompensas y placer, como recompensa de ser una buena persona. Scanty y Kneesocks, en cambio, son demonios y están obsesionadas con las normas. Todo con normas. ¿Alguien ha pedido documentos a la administración? Si lo ha hecho, sabrá el infierno que es. Ahí tenéis porqué. La rigidez es el castigo. Y eso se ve también en las canciones. Fly away es la de Panty y Stocking y habla del sexo sin inhibiciones y de tener varias parejas. I want you es la de Scanty y Kneesocks y habla de una sola pareja, fidelidad…

A ver, resuimendo, que me enrrollo demasiado. Es una serie muy divertida, para gente adulta. El humor es para adultos, referenciando cosas que solo los adultos entenderán. Puede ser un poco pesado si se ve muy seguido. Si ignoras la escena post-créditos del último episodio, es una serie redonda. Pero con esa escena… Dios que rabia me da.

Nostalgia time. Adoro esta serie. La vi de pequeño y hace tiempo me volví a encontrar el opening y la recordé. Así que me la he vuelvo a ver. Nota: la he visto en catalán. Así es como la vi. Me ha costado mucho encontrarla doblada, pero la he encontrado.

La serie va de Ueki, que es un chaval de secundaria, que un día consigue el poder de transformar las basuras en árboles. Ese poder se lo da un tipo llamado Kobasen, que es candidato a rey del mundo celestial. Ueki tiene que luchar contra 100 personas más para que Kobasen quede el campeón. A cambio, Ueki recibirá el don que quiera. Es un guion bastante simple y no cambia mucho de principio a fin.

Los personajes son lo importante de la serie y aquí es donde creo que se queda un pelín corta. Teniendo en cuenta que la serie tiene 51 capítulos, los personajes son MUY planos. Ueki es siempre igual. Cree en su justicia, es bueno con los demás sin importar las circunstancias, Moriyama se preocupa mucho por ueki… Algunos sí que cambian de alguna forma. Moriyama se vuelve más valiente (un poco), Rinko, que es la que más cambia, se une al equipo de Ueki… Pero queda todo muy corto. Había espacio para más. Para mucho más.

Pero eso no quiere decir que los personajes sean malos. Es solo que se quedan cortos. Y la verdad es que usan esto en su favor. Los personajes que son malos son muy, muy malos. Son peores que el demonio y les acabas cogiendo tantísima rabia que lo único que quieres es ver cómo les dan una paliza y los dejan KO. Y lo hacen. Es tan satisfactorio ver cómo les ganan…

La animacion es buena. Y aunque no es tan movida como hoy, los combates son muy creativos y entretenidos de ver por la gran cantidad de poderes que hay, que son de todo tipo. Transformar tomates en lava, transformar granos de cristal en bombas, convertir toallas en metal, convertir monedas en viento, hacer que los enemigos se enamoren de las gafas, hacer que los silbidos se conviertan en láseres… Son tan diversos y creativos que las peleas son todas diferentes y muy entretenidas.

Pero una buena acción puede se arruinada por una mala música. Por suerte, la ley de Ueki tiene una música maravillosa en todos sus aspectos. No solo los openings (que los dos son buenísimos). El primer opening sobretodo me encanta. Pero el segundo opening también está muy bien. Cuando empiezan a sonar en mitad de la animación, sabes que la cosa se ha puesto seria. Pero no solo los openings. La música de la serie también me encanta. Kobasen no seigi tiene un tono como que las cosas van a ir mal, que todo está a punto de comenzar. Ueki no seigi, en cambio, tiene un tono de victoria y de resistir todo lo que se viene encima. La música de la serie me encanta.

Y la serie en general también. Tiene momentos muy memorables. El momento en que Sano usa sus bumerán para improvisar una rail gun (o cañón de riel en español) lo recordaba muchísimo. Es divertida, es épica, es muy buena serie. No la mejor de la historia, pero una muy buena serie seguro. Y definitivamente, se merece más reconocimiento del que tiene.

Lo primero de todo, un disclaimer. Empiezo ahora los exámenes finales. En mi universidad tardan mucho, pero la cosa es eso. Los empiezo ahora. Esto, que normalmente es una entrada extra, sustituye a la del lunes 8. El lunes 15 toca una historia que no me divertí mucho haciéndola y vosotros no os divertiréis leyéndola, pero que espero que resulte interesante. El resto de días, tiraré de hemeroteca. Quiero asegurarme que tengo suficientes entradas de la historia principal para no agotarlas antes de tiempo, así que las voy a dosificar lo que pueda. Actualmente estoy viendo La ley de Ueki (una serie de mi infancia) y es larguita. No creo que la acabe antes de acabar exámenes. Dicho esto, empecemos con la review.

Esta es una serie curiosa. Fue creada por Gainax, que hicieron también la serie Gurren Lagann. Y es muy parecida a Gurren Lagann en muchos aspectos, aunque no tanto en otros.

La historia es simple. Sasshi y Arumi son los hijos de dos comerciantes del distrito comercial Abenobashi. Pero el distrito está en decadencia. Muchas tiendas han cerrado, la gente se está yendo y quieren demoler los edificios. Y un buen día, de una forma que todavía no me ha quedado clara, llegan a un mundo de fantasía. Y de ese mundo de fantasía, van a otro, y a otro. La historia es el volver a casa. Y punto.

Pero lo divertido es cómo cuentan la historia. Básicamente, es una metralleta de referencias y chistes. Algunos son más velados. Otros no. En un capítulo hace literalmente el kamehameha de Son Goku. Y en otro nombran directamente la película “The Thing”. Y, lo más sorprendente, en el tercer capítulo aparece un ganmen de Gurren Lagann. Es tal cual. Robot gigante con una boca en mitad del pecho y sin cabeza. Pero la serie es del 2002 y Gurren Lagann del 2007. Es un humor bastante absurdo y referencial, pero la verdad es que me ha tenido riendo mucho rato, intentando pillar todas las referencias. A las 20 referencias en el mismo capítulo me he dado por vencido.

Y aquí está una de las partes en que la serie falla (considerando que te guste el humor que hacen). Como es Gainax, de vez en cuando han de meter cosas serias en medio. No me parece mal. De hecho, me gusta. En gurren lagann lo hicieron muy bien. El desarrollo de Simon como personaje es realmente bueno. Y también hicieron FLCL y Evangelion. La parte seria les va. Pero me da a mi que no supieron como mezclar bien la parte seria y la humorística en Abenobashi. Queda separado en dos series totalmente diferentes. La serie alocada, que van de un Abenobashi a otro, cada uno con sus clichés usados mil millones de veces. Y los aprovechan. Son todos muy diferentes. Cine de gangsters, fantasía, espacio, dinosaurios… Son divertidísimos, muy absurdos y me encantan. Pero entre medio, de vez en cuando, te ponen un capítulo muy serio sobre el pasado de personajes, cosas que implican asesinatos… Queda muy raro y no han sabido mezclar las cosas bien.

Eso sí, no pienso que Abenobashi sea una serie que pretenda ser solo divertida. Más bien quiere ser una serie nostálgica. El principio no es algo que puedas decir que es divertido. Arumi se va, Sasshi se queda solo, van a demoler la zona en la que habían estado viviendo, la cual está en decadencia… No es una cosa precisamente alegre. Y el desarrollo de la serie señala algo parecido. Querían darle un aire nostálgico y recordar todos los distritos comerciales, llenos de pequeñas tiendas, que desaparecen debido a que aparecen los grandes centros comerciales.

Creo que debo hablar sobre animación. Y los que hayan visto Evangelion sabrán una cosa. Gainax no siempre sabe mantener el presupuesto a lo largo de la serie. Y aquí no es una excepción. Hay capítulos del final que se ven francamente horribles. No tanto como los finales de evangelion, pero se nota la diferencia. No todo el rato, pero se nota.

Y también debo hablar de la música. La verdad es que me gusta. El opening es un recopilatorio de clips del primer capítulo. Con una música que le va bien. Es bastante alegre en general la música. En general. Porque ahora tengo que hablar del ending. Y esto entronca con lo que he dicho de que la serie tiene una intención nostálgica. Es una música muy tranquila, totalmente separada del resto de la serie. Es tranquila, sin usar instrumentos “modernos” (como el giro de discos del opening) y usando fotos en blanco y negro.

Ahora solo me queda hablar de los personajes. Y no se que decir. La serie me ha dejado sin habla muchas veces y me he fijado bastante poco en los personajes. Pero personajes como tal tenemos a tres. Sasshi, Arumi y Eutus. Eutus lo podemos descartar ya que es más bien un catalizador de lo que ocurre en la serie y el encargado de hacer que avance la historia. Y Sasshi y Arumi van cambiando y madurando poco a poco. Sasshi es muy infantil al principio, pero luego madura y deja de pensar en si mismo. Y Arumi se enfada todo el rato con Sasshi, pero le tiene aprecio. Quiere volver a casa, pero no quiere volver a casa porque se tendría que ir.

El resto de personajes… Son solo personajes que rellenan un papel para ellos. Usan la cara y la voz pero casi siempre son diferentes. Es algo difícil de explicar. Usan a una personas del entorno para rellenar un hueco en esa historia. Me gusta mucho el diseño de personajes porque muchos son instantáneamente reconocibles sin necesidad de tener un pelo especialmente raro o cosas así. Y alguna vez, poblarán vuestras mayores pesadillas. Brrr, todavía tengo escalofríos con el abuelo de Arumi vestido de colegiala.

Abenobashi no es una mala serie. Es muy entretenida y tiene un mensaje de fondo. Pero falla a la hora de mezclar el mensaje con el humor. Aun así, es muy divertida y no pillarás todas las referencias a la primera. Si te gusta el humor absurdo y el humor referencial, esta serie es para ti. Definitivamente.

Blue Exorcist

Publicado: 05/06/2015 en Rincón crítico

Bueno. Algún día había de pasar. Soy bastante positivo a la hora de analizar cosas. Hasta ahora, lo peor que había visto es SAO por motivos que ya he explicado. Pero en algún momento tenía que ver una serie que no me gustara. Para resumir, es una serie mediocre. No es mala y ciertamente tiene sus buenos momentos, pero es una serie mediocre.

Empecemos por lo bueno de la serie. La animación. Si yo digo que la animación es buena, siendo que no entiendo de animación, no os esperéis mucho. Es bonita, luce muy bien y no tengo mucho que comentar. No tiene un estilo especialmente llamativo y no puedo decir que sea especialmente… nada. Está bien.

La música… Bueno, hay algunas canciones que están bien. El primer opening mola. La música de saxo siempre mola. Y la música de batalla he de reconocer que es bastante épica.

Pero ahora viene la parte mala. Todo el resto. Toda la parte escrita. No se por qué desastre empezar. Empezaré por la historia.

Es predecible hasta el último momento. Fue fer los primeros capítulos, que todavía tiene su sorpresa, y pude predecir casi todo el rato lo próximo que iba a suceder. Sin fallar ni una vez. Ni siquiera he visto tantas series como para que sea culpa mía. Es muy genérica. De vez en cuando hay un giro de guión más o menos sorprendente que le da un aire nuevo, pero luego vuelve a ir por los mismos derroteros. También he de decir que hay bastantes deus ex machina por ahí metidos, que son bastante obvios, y además hay muchas subtramas que se dejan abiertas. De hecho, no se si cierran alguna. Hay tantísimas preguntas que no cierran que es hasta molesto.

Pero lo peor en la historia es lo desaprovechado que está el tema. Tiene una sociedad religiosa que hace exorcismos a escopetazos. Literalmente. Y lo haces aburrido. No se explica nada de la sociedad. No sabes nada de nada, así que no te interesa. Pero en cambio te dan mucha información en otros temas que no te importan nada de nada, como en plantas o salmos.

Y entonces saltamos a la parte verdaderamente mala. Tienes una sociedad religiosa que caza demonios. Y los demonios se aprovechan de las debilidades humanas. Eso queda todo bien explicado. Pero lo más religioso que vemos es una cruz de vez en cuando o un trozo de salmo. Podríais haber hecho cosas tan guays. Cuestionarse la fe, el más allá, la existencia de Dios. Proponer preguntas y temas profundos, aunque no se resolvieran, proponerlos. Que la gente viera que están. Pero se pasa por encima de todos ellos sin prestarles atención.

Y ahora los personajes. Oh dios mío los personajes. Sabéis que, paso de hablar de ellos en detalle. Son todos lo que se llama “cardboard cutout”. Estereotipos con patas cuyas reacciones son extremadamente previsibles poco después de conocerlos. Nada más ver a un personaje, sin que dijera una sola palabra, ya supe que era el malote de la clase, que iba a tener un choque frontal con el protagonista y que al final iban a ser mejores amigos. Y adivinad qué. Era el tio duro de la clase, tuvo un choque frontal con el protagonista y al final fueron mejores amigos. Así con todos los personajes, con alguna pequeña excepción momentánea que me sorprendió un poco.

Pero hay una cosa que debo mencionar.

Satán.

No puedes hablar de demonios y no hablar del jefe de los demonios. Satán. Y aquí  no es una excepción. Alguna cosa hacen bien. Nunca se muestra la apariencia de Satán como tal. Siempre posee a alguien. Está bien. Una entidad mística que nunca vemos directamente. Pero fallan en lo más elemental a la hora de hacer a Satán.

Esto lo pensaba desde antes, pero Extracredits hizo un vídeo que me permite poner nombre a lo que pasa aquí. Demos crédito a quien se lo merece. Veréis. Satán no es alguien. Satán es algo. Es una fuerza de la naturaleza. Es el nombre que le damos a todos los sentimientos negativos. Es odio, temor, envidia, pereza… Satán no es alguien. Satán personifica a los pecados. Es la esencia del mal. Es maldad en estado puro. Por eso, intentar darle a Satán un personaje es un error. No es alguien. Es algo, Hacer que sea un personaje es difícil. Puede hacerse, pero es difícil. Pero lo que no puedes hacer bajo ningún concepto es darle unas cualidades diferentes a las que representa. Si satán es la lujuria, la ira y eso, no puedes hacer que su plan sea mezclar los humanos y los demonios para que aprendan a vivir en paz. Y sobretodo y más importante, NO PUEDES HACER QUE SATÁN QUEDE INSPIRADO POR EL AMOR. Es el diablo. Lucifer. Astaroth. El innombrable. Es lujuria, ira… es todo menos amor. Satán es todo lo contrario a Dios. Y Dios es Amor. ¿Cómo puñetas quieres hacer que Satán se enamore? Es literalmente lo contrario a lo que es Satán.

Lo he dicho mil veces. Lo más importante en una historia, al menos para mi, son sus personajes. Si tienes una historia mediocre, seguiré viéndola por sus personajes. Y si tu historia es mala, tus personajes han de ser muy buenos. Así de simple. Si tus personajes son malos, más te vale que la historia sea excepcionalmente buena para mantenerme interesado. El peso de los personaje es mucho mayor que el de la historia. Al fin y al cabo, es a través de ellos que descubrimos la historia. Si son malos, la historia que nos llega es mala porque pasa por ese filtro.

Blue Exorcist es una serie mediocre. No es mala del todo y tiene sus momentos buenos, pero es extremadamente predecible y lo que le han hecho a Satán no tiene nombre. Esta la recomendaría solo si no tienes nada más que ver, y aun así, con reparos.

Watchmen

Publicado: 01/06/2015 en Rincón crítico

Madre mía, cuanto tiempo hacía que no hacía una review de algo escrito. Y por desgracia, cuanto tiempo pasará hasta que vuelva a hacerlo. A menos que queráis que os hable de mis apuntes de tributario, por supuesto.

¿Quis custodiet ipsos custodes? ¿Quien vigila a los vigilantes? Esta es la pregunta principal de watchmen. Pero antes de hacer como el Doctor Manhattan y empezar por el medio, empecemos por el principio.

Watchmen es un cómic de superhéroes (de hecho, es el único cómic de superhéroes que tengo. No me atraen mucho. Este me lo compré por recomendación de Lynxreviewer, quien también es culpable de que haya publicado más en dos semanas que en todo un mes antes). Pero se le ha dado un giro. A mi, todo a lo que se le de un giro en el planteamiento me gusta mucho. Y si además lo haces tan bien como Watchmen, pues mucho mejor. Debo decir que he leído el cómic una sola vez y mucha gente dice que para pillarlo del todo hay que leerlo una segunda vez.

A ver, que me voy por las ramas. Centrémonos. La historia empieza con la muerte del Comediante. Esto desata una investigación por parte de Rorschach. Y a partir de ese momento, todo va en una espiral hacia el infierno. Durante el viaje, se nos cuenta el pasado y la historia de los superhéroes en América. El mundo es el mismo. Empezaron a publicar cómics y todo eso, pero en un momento dado, a alguien le dio por ponerse un disfraz y darle hostias a los malos (por cierto, eso existe hoy en día). Y después, hubo un experimento que fue mal y apareció el Doctor Manhattan. Durante toda la historia el centro de atención no es lo que hacen los superhéroes. Se centra en lo que hacen EEUU y Rusia cuando, de repente, el poder nuclear de estos dos países en guerra fría, cambia y ya no están igualados. Y también se centra en las motivaciones de los héroes y su psicología. Sí, hay un argumento central, que se centra en la investigación de Rorschach, pero esa es la parte menos interesante, al menos para mi.

Podría habla del final, pero intentaré que tenga el mínimo de spoilers posible. Por ello, ni cuando hable de los personajes diré mucho ni hablando del final diré mucho. Lo que si diré es esto: El final de Watchmen es el mejor chiste que hay en todo el cómic, pero para pillar el chiste, has de tener la visión general de Watchmen presente.

Lo mejor de Watchmen son sus personajes. Hablaré de unos cuantos que parece que son los principales, pero no de todos. Y dejaré aspectos para sorprender a quien decida leerlo y no lo haya leído.

Doctor Manhattan: De este sí que puedo hablar libremente porque es el que menos cambia de todos. Es un tipo sin corazón al principio y es un tipo sin corazón al final. El motivo es simple. Es Dios. Manhattan nació de un accidente con cosas radioactivas. Es de color azul, con el símbolo del átomo de hidrógeno en la frente. Puede ver el flujo del tiempo y las partículas más elementales que existen en el universo. También pude teletransportarse y crear materia. Cuando digo que es Dios, es en el sentido más literal de la palabra. El Doctor Manhattan me da dolor de cabeza. El motivo es porque en los momentos dedicados a él, no para de saltar adelante y atrás en el tiempo. Es difícil seguirle el ritmo. Pero para él es muy sencillo. Manhattan ve a la humanidad en general como si fuera una colonia de hormigas. Es quien da una visión general de la situación y ve tanto lo mejor como lo peor de la humanidad. Con especial mención a “peor”.

Rorschach: Tiene graves problemas psicológicos. Si lo reducimos a lo más básico, Rorschach cree que la humanidad está podrida hasta la médula y que él es la cura. Nunca retrocede. Nunca cede. Nunca perdona, sean las circunstancias que sean. Los problemas psicológicos que tiene han conllevado a que se aisle y se insensibilice ante todo. Es muy bueno luchando. Y bastante inteligente. No llega al nivel de Ozymandias (este os lo dejo a vosotros), pero es muy superior a una persona normal. Se rige por un código moral muy estricto y no permite que nadie se aleje de SU código moral.

El espectro de seda: Hay dos. Me centraré Laurie Juspeczky. De ahora en adelante, Laurie Júpiter, ya que también se la conoce por ese nombre y es más fácil de escribir. Hace bastante poco. Al principio no quería ser una justiciera, pero su madre, la anterior espectro de seda, la convenció. Es la pareja de Manhattan y eso, en parte, le hace infeliz. Sinceramente, es de los personajes más normales que hay en todo el cómic. Y aun así, disfruta de ponerse unas mallas ajustadas y salir a dar hostias a los delincuentes, con lo que no está bien del todo. Está llena de dudas. Es el catalizador de casi toda la historia, junto con Rorschach.

Creo que mejor paro de hablar de los personajes. Hay muchos y hay mucho que decir de cada uno, y no siempre son iguales cuando tienen la capucha y cuando no la tienen. El Comediante, Búho nocturno, Ozymandias… Todos son grandes personajes, con puntos buenos y malos. Y hay uno en concreto en el que el equilibrio es, a mi parecer, justo, para que no puedas clasificarlo en una categoría o en otra. Leed el cómic y adivinad de quien hablo. Y ampliad la información de los personajes, porque hay mucho más por detrás.

Solo quiero hablar de dos cosas más antes de terminar.

Lo primero es de las páginas finales de cada capítulo. al menos en la edición que tengo. Al final de cada capítulo, hay cuatro páginas de texto puro. No son cómic, son texto. Exámenes psicológicos de personajes, fragmentos de libros, recortes de periódicos… El texto es lo importante. Dan más información sobre los personajes y el mundo en que están. Y hay veces que he tenido ganas de terminar el capítulo para segur leyendo esas páginas. Pero hay otras veces que me parece que podrían haberlo hecho mucho mejor. La parte de “Bajo la capucha” me gustó muchísimo. Pero creo que leer cuatro páginas de un artículo de Buho Nocturno sobre la poesía de los pájaros no es lo mejor que se podría haber hecho. Hay un poco de todo, pero sigue siendo interesante.

Lo otro de lo que quiero hablar es uno de los motivos por los que creo que, aun adaptándolo a cine, no se podría llegar a adaptar tan bien como en el cómic. Y es “Los relatos del buque negro”. Se trata de un cómic ficticio que se publica en el mundo de Watchmen. Y aparece como trasfondo para explicar lo que se ve en las viñetas. No siempre, pero en algunas partes. Es un pequeño añadido muy bueno. Gracias a esas partes, se añade una capa más de narración a lo que pasa, además de una narración propia. La verdad es que, aunque no siempre queda bien, muchas veces sí que queda bien. Es algo difícil de explicar, pero una vez leído, queda claro.

Resumiendo, Watchmen es un muy buen cómic. Es una deconstrucción de los superhéroes. ¿Que pasaría si hubiera superhéroes de verdad? ¿Qué motiva a los superhéroes a ser héroes? ¿Ante quien responden los superhéroes? ¿Qué objetivos tienen? Mira la psicología y las inclinaciones políticas que pueden tener los héroes, sus motivaciones, el tipo de persona que has de ser para ser un héroe… Me ha encantado, aun cuando solo lo he leído una vez. Estoy seguro que me he perdido muchas cosas y estaré encantado de descubrirlas en otra lectura.

Steven Universe

Publicado: 26/05/2015 en Rincón crítico

Aaaah, Steven Universe. Es una serie curiosa. Es otra de esas series que son para niños, pero tienen elementos dentro que hacen que si un adulto las sigue, también le gustan. Es lo mismo que con Hora de aventuras o gravity falls. (Por cierto, los nombres estarán en inglés)

El guion es bastante simple, al menos al principio. Por un lado están las gemas de cristal. Garnet, Amethyst y Pearl, que tienen poderes mágicos. Por otro lado, está Steven. Steven es un niño pequeño y, reconozcámoslo, al principio es molesto. Porque es un niño. Es bastante normal que hagan las cosas que hace Steven. Los primeros capítulos son bastante normales. Pasa algo. Las gemas y Steven lo arreglan todo al final y cuando acaba el capítulo todo vuelve al status quo de cuando empieza. Steven parece no aprender nada al principio. Pero con el tiempo, las cosas se van acumulando. Vuelven a aparecer conceptos y hechos de capítulos anteriores que de repente recobran muchísima importancia.

Y Steven, de pronto, evoluciona como personaje. Sobretodo evoluciona Steven. Las gemas no tanto. Son inmortales y han vivido mucho. Tienen mucha experiencia ya. Pero aun así, acaban evolucionando.

Además, poco a poco, vamos aprendiendo sobre hechos pasados. Primero somos como Steven. No sabemos nada de nada. Nunca le han contado nada, no sabe cómo funcionan sus poderes. Poco a poco se descubre la historia. La madre de Steven era Rose Quartz la cual se enamoró de Greg, el padre de Steven. Rose tuvo que dejar su forma física para dar a luz a Steven. Nos enteramos que hubo una guerra civil entre las gemas, siendo Rose la lider rebelde y defensora de la tierra… Presente y futuro se nos van desarrollando delante de nuestros ojos al mismo tiempo que ante los de Steven. Nunca sabemos más que él y nunca sabemos menos que él.

Así que sí, al final, sí que tiene una historia que va progresando y avanzando. Y de hecho, ahora mismo es bastante interesante y quiero ver cómo se desarrolla. Pero, sinceramente, lo que más me ha gustado han sido los personajes. Una buena historia solo puede llevarte hasta cierto punto. Pero unos buenos personajes pueden salvar casi cualquier cosa, porque aunque no te interese lo que pasa a su alrededor, te interesan ellos. Así que empecemos.

Steven: Es un niño de 12 años. Está madurando y vemos eso constantemente. Al principio es muy despreocupado y sin ninguna responsabilidad y poco a poco va siendo más responsable y tiene más responsabilidades. Vemos como quiere proteger a todo el mundo y para ello se esfuerza al máximo, aun cuando tiene que ponerse en peligro. Vemos como debido a no controlar del todo sus poderes, las gemas le ningunean un poco y eso le molesta.

Garnet: Es la más seria del grupo. Es de pocas palabras. Si se puede arreglar con un no, la única respuesta que obtendrás es un no. Se preocupa por Steven y le presta atención. Tiene algún elemento de su personalidad que es un spoiler y no diré.

Amatista: Es la más alocada y desordenada de todas. Es muy caótica. Por lo que tengo visto de la serie, puedo adivinar que es más que nada una fachada que se pone para disimular lo mucho que llega a odiar su existencia por motivos que también son un spoiler.

Perla: Es muy ordenada y racional. Le gusta el ballet. Era la mano derecha de Rose Quartz, a la cual admiraba mucho. Debido a ello, es probable que no le guste Greg, ya que le quitó a Rose de delante. Le apasiona la historia y el pasado y en cuanto se pone a hablar de lo que ocurrió y el pasado, se pone mucho más contenta. Tiene mucha morriña de su planeta natal, pero decidió quedarse en la tierra y protegerla.

Lapis Lazuli: Es mi personaje favorito. Es una gema que vino a luchar a la tierra hace mucho tiempo, pero acabó atrapada en un espejo y quiere irse a casa cueste lo que cueste. Debido a que luchó contra las gemas de cristal, no confía en ellas. Pero debido a que Steven le ayudó, sí confía en Steven. Es un personaje bastante trágico en muchos aspectos. Y de nuevo, hay algunos aspectos de su personalidad que si revelo son spoiler. Maldita sea. Al final, le pillas cariño. Tengo alguna teoría sobre ella que me guardo para un fanfic futuro.

Greg: El padre de Steven. El pobre adora a su hijo. No le gusta que esté con las gemas porque es algo peligroso y, como es normal, no quiere que esté en peligro. Pero Steven es una gema. No puede hacer nada para evitarlo y sabe que debe dejarlo ir con las gemas. Era un cantante con poco éxito y ahora tiene un lavacoches. La verdad es que cuando lo miras bien, su historia es bastante triste. Vive en una caravana, no tuvo éxito en su vida y la única mujer a la que amó ya no está con él. Su hijo le tiene como un modelo de vida, pero él sabe que no es el mejor modelo.

Connie: Una chica de la edad de Steven. Y su interés romántico, al menos por lo que se ha visto. A veces se ayudan. Se preocupa mucho por Steven y le mantiene en la realidad para que no se vaya muy lejos en su realidad. Es su apoyo y quien le trae de vuelta a la tierra y a disfrutar de la vida.

Y hay que decir que los personajes secundarios son también muy buenos, a pesar de que algunos tienen muy poco tiempo de pantalla. Todos ellos tienen sus cosas, su personalidad diferente… Habría sido muy fácil dejarlos como personajes de fondo que de vez en cuando se ponen histéricos, de vez en cuando hacen algo, pero no tiene una personalidad por si mismos. Pero se esfuerzan en hacerlos interesantes.

En animación… Está bien. Hay algunos efectos que quedan chulísimos y que son una pasada. Hay escenas que son preciosas en animación. Pero de vez en cuando, sobretodo en los primeros episodios, me he encontrado alguna animación que me ha sacado de la serie. Con el tiempo mejora y en general está bien y es preciosa. Pero es ese momento de animación atroz que no me puedo quitar de la cabeza.

En cuanto a música. Aquí está muchísimo mejor que en animación. Las hay de todo tipo y para todo. Algunas solo por el hecho de ser una canción. Otras sirven para enseñar el estado mental de los personajes. Enseñan cómo es un personaje, resumen su historia… son todas muy buenas. Y quiero poner también el link a esta, porque me gusta mucho como enseña la relación entre Steven y su padre, desde el punto de vista de ambos. La verdad es que me encanta la parte de música de la serie.

Steven Universe es una muy buena serie. Mezcla capítulos con mucha acción, buena animación y mucho humor con capítulos más calmados y sentimentales, muy muy dulces, pero sin llegar a ser empalagosos. Es una serie que todo el mundo puede disfrutar, cada cual a su manera y fijándose en unos u otros puntos. La historia es interesante y te la dan a pedacitos, poco a poco. Sin forzarla. Dando las suficientes pistas visuales y de contenido para que la gente pueda discutir posibles teorías, pero que al final solo podían significar una cosa. Sospecho que a medida que Steven crezca y madure, también lo hará la serie. Veremos.

Con lo que llevo visto, la recomiendo muchísimo.