Historia Conjunta Parte 3

Publicado: 30/11/2016 en Elementum: Candela

3

Con mucho cuidado, bajaron por el hueco hacia la nueva cámara que habían encontrado. Viriato fue primero, iluminando con una linterna que había traído por si acaso. Alchi iba detrás agarrada a su hermano, temblando como un flan.

En la cámara había un par de estanterías vacías y un escritorio con una silla. Un pequeño cofre reposaba en el suelo. No era muy lujoso, pero aún así estaba adornado con alguna incrustación de metales poco preciosos. No había nada más, pero no parecía que hubieran saqueado la cámara.

Viriato se acercó al cofre e intentó abrirlo, pero estaba cerrado y la cerradura era de buena calidad, con lo que ni siquiera pudo forzarlo. Lo levantó y notó que pesaba lo suyo. Se le iluminó la cara. Un cofre con algo dentro, en una cámara secreta de unas ruinas antiguas… Seguro que contenía algún artefacto arcano. Lo levantó en brazos y se dio la vuelta.

-Si no es de nadie, nos llevamos esto. Venga Alchi, volvamos al coche.

-¿Seguro que nos lo podemos llevar?

-¿Quien nos lo va a impedir? ¿El fantasma de los antiguos moradores? Vamos, ya sabes que los fantasmas no existen.

Cuando salieron de la estancia, la losa de la entrada a la cripta se cerró tras ellos con un fuerte chasquido. Un aire frío les recorrió la espalda. A medida que avanzaban, aumentaba la tensión y el nerviosismo. Ambos notaban algo que les seguía, pero no querían darse la vuelta.

-Viriato, te hecho una carrera hasta la salida.

– Ya tardabas en decirlo.

Y ambos echaron a correr desesperadamente. La presencia detrás suyo se hizo más fuerte y aumentó en número. Ahora les parecía que no era una cosa lo que les seguía, sino que eran varias y en aumento. A cada momento más terribles y más cerca. Ramas de árboles que habían crecido les golpearon en la cara haciéndoles pequeñas heridas que comenzaron a sangrar más de lo que deberían.

Mientras corría, Viriato se decía a si mismo “Se racional Viriato, los fantasmas no existen. No pueden existir. Son todo imaginaciones tuyas. Es solo el viento. No pueden ser los fantasmas. Nunca te han hablado de fantasmas, con lo que no deben existir. Vamos, mantente firme. Sigue adelante. Y NO MIRES ATRÁS.”

Por la cabeza de Alchi solo pasaba un pensamiento. “AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA”

Pese a ir corriendo, el camino se les hizo más largo que el de ida. Cuando por fin llegaron a la luz del sol, se sintieron tremendamente aliviados, pero no dejaron de correr hasta llegar al coche, solo por si acaso. Llegaron resollando, doblados por el flato, pero no se detuvieron, cargaron el cofre en el asiento trasero y montaron en el coche.

-¿Donde vamos Alchi?

-ME DA IGUAL, ARRANCA Y YA VEREMOS.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s