Piratas

Publicado: 25/06/2015 en Cuentos e historias cortas, Excusas y otras cosas

El viento hinchaba las velas de la embarcación. Las olas rompían contra el casco, ladeandolo rítmicamente, mientras la tripulación mantenía el equilibrio, acostumbrada ya a esos movimientos. El sol brillaba con fuerza en las aguas caribeñas, quemando la piel de quienes osaban salir a cubierta sin camisa. Sin embargo, el viaje estaba siendo placentero. No habían encontrado ninguna tormenta, no habían tenido periodos de calma chicha y no había habido problemas con la tripulación o lo transportado.

Las cosas nunca salían bien del todo. Se dieron cuenta de eso cuando un pequeño barco apareció en el horizonte, en mitad de su ruta. Si bien ellos llevaban un enorme galeón, estaban en transporte. Apenas tenían cañones a bordo y mucho menos, munición y pólvora. Y en el horizonte, había un bergantín. No podían superarlo en velocidad. Rápidamente se acercó y pudieron contar diez cañones por banda. Tal vez tenían una oportunidad. Pero en cuanto el barco enemigo enarboló su bandera, supieron de inmediato su destino. Era un barco conocido en todos los confines del mundo. Se le llamaba El Temido.

Tan solo podían tratar de huir. Llegar a la isla más cercana o encontrarse con alguna embarcación mayor que les ayudara a hacer frente a tan temido pirata. La tripulación se puso a trabajar frenética. Arriaron todas las velas para tratar de sacarle espacio al pirata, o al menos de alargar la persecución lo máximo posible. Pero sabían que no era suficiente. El bergantín pirata era un barco pequeño. Pesaba muy poco. Tenían que ganar más velocidad. Tenían que aligerar peso. Buscaron las mercancías menos valiosas de a bordo y las comenzaron a arrojar por la borda. Esperando poder sacar un nudo o dos más. Pero era inútil. Un galeón no podía superar en velocidad a un bergantín a todo trapo. De hecho, en El Temido no estaban a todo trapo. Probablemente estaban disfrutando de perseguirles. Había algún disparo ocasional para asustarles. Se estaban riendo de ellos en su cara.

Finalmente, El Temido se cansó del juego y arrió todo su velaje. Aun cuando les estaba persiguiendo, era todo un espectáculo de ver. Si su barco surcaba los mares, El Temido volaba sobre ellos. La quilla del barco cortaba limpiamente las olas, sin importar lo grandes que fueran. Y con todas las velas arriadas a todo trapo, era como ver volar a una cometa. Una cometa cargada de pólvora y piratas que iban a arruinar tu vida, pero una cometa.

Pronto llegó a distancia de disparo. Trataron de sacar los cañones, que estaban cargados con balas encadenadas, para destrozar las velas. Pero El Temido tenía marinos más experimentados a la hora de manejar cañones y sus balas encadenadas llegaron mucho antes y dieron en el blanco. Poco a poco, fueron perdiendo velocidad. Además, su timonel era experimentado y sabía a que distancia debía mantenerse para que las balas de los otros barcos no le dieran. Fue una masacre sin víctimas. El barco quedó casi inutilizado y apenas pudo acertar con uno o dos cañonazos.

El Temido se acercó. En esas condiciones, solo podía querer decir una cosa. Abordaje. Fue una lucha muy rápida y casi no hubo muertos. Todo el mundo sabía que no mataban a la gente. Era más rentable capturarlos y venderlos como esclavos. Corría el año 1820. Sabían que iban a llegar a su destino, las costas de florida. Pero en lugar de llegar como mercantes, iban a llegar como mercancía.

Anuncios
comentarios
  1. carlosbaldellou dice:

    A quien no adivine de donde he sacado la idea para esto, que mira que es sencillo, aquí tiene la respuesta: http://www.grijalvo.com/Citas/b_Espronceda_Cancion_pirata.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s