Perdón por el retraso. Me olvidé. Tomad una amputación como disculpa.

Publicado: 24/06/2015 en Elementum: Candela

Por desgracia no todos los trabajos me salían tan bien. Estando en mi tercer año, me encargaron ir a por un asesino profesional. Estaba especializado en elementales y era un peligro que no podían dejar suelto. Así que me mandaban a mi sola. No fue un movimiento muy inteligente, enviar a un elemental a por un asesino de elementales.

Encontrarlo fue muy sencillo. Le contactamos como un cliente para que fuera a por mi y luego me dejé ver en público. Lo llevé a un deescampado de las afueras.

Me soltó un discursito de mierda sobre la moralidad, la naturaleza y esas cosas. Todo el mundo me soltaba esos discursitos. Como si por ser algo natural tuviera que ser mejor autoáticamente. Como si una persona que se dedica a asesinar por razones ideológicas fuera mejor que yo. Me tienen de esos discursitos hasta la coronilla. Cuantos aires de superioridad que se da la gente por el hecho de pensar diferente.

La cuestión es que después del discursito de marras comenzó el duelo. Comencé enseñando mis poderes de fuego. Así me aseguré que soltase sus armas de fuego. No le iban a servir de nada y lo sabía. Nunca servían de nada.

No esperaba que llevase encima una ballesta. Eso debo reconocérselo. Suerte que tuve reflejos y paré el virote con una pared de hielo. Miró alrededor por si había otros elementales. Cuando volvió a mirar hacia mi, me había puesto mi máscara. Mitad fuego, mitad hielo. Lo entendió rápidamente.

Ahí comenzó el combate de verdad. El sacó una espada. Yo usé mi hielo para hacerme una. Primero intercambiamos unos golpes, tanteando al otro. Luego, se lanzó hacia mi, yendo a por todas.

Eso es estúpido. Le tenía en más alta estima.

Eso fue lo que pensé.

Fui a clavarle mi espada de hielo en el estómago. Y mi espada se disolvió. Entonces lo pillé. Su ropa estaba protegida contra los elementos.

El problema de luchar con una espada y fallar el golpe es que el otro acaba pegado a ti. Me hizo un corte de arriba hacia abajo. Intenté apartarme, pero no pude apartarme del todo. Al menos, en lugar de partirme la cabeza en dos, solo le dio al brazo.

Eso sí, me cortó el brazo limpiamente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s