SAO fanfic (parte 2)

Publicado: 25/05/2015 en Fanfic

Ocurrió luchando contra un miniboss. Se trataba de lo que generalmente se llama minotauro, con una enorme maza. Aniya se lanzó el primero contra él, sin esperar al resto. Al principio no tuvo problemas. EstFaux pudo mejorar su velocida de movimiento antes de que comenzara el combate, con lo que en las primeras arremetidas no tuvo problemas. Onatu servía para que Aniya se refugiara en su espalda mientras el cooldown (tiempo en el cual una habilidad no se puede volver a usar) de sus habilidades se recuperaba.

Pero Aniya fue demasiado imprudente. Se acercó demasiado al enemigo justo cuando la mejora de velocidad de EstFaux se terminó. Estaba fuera del alcance de la habilidad y de pronto era más lento. Y tenía un enorme martillo yendo directo a su cabeza. Intentó apartarse, pero no pudo apartarse del todo. El martillo aplastó la mitad de su brazo izquierdo. De un golpe, el boss lo mandó hasta donde Onatu estaba. El modelado 3D se podía ver a través del golpe. Se regeneraría. Cosas similaes habían ocurrido antes. Pero tardaría cierto tiempo. Lo más prudente era retirarse.

Pero Aniya no esperó. Sonreía. Es más. Se estaba riendo. Se levantó del suelo y se volvió a lanzar contra el jefe enemigo. EstFaux pudo ponerle a tiempo la mejora de velocidad y se lanzó también al combate. Aunque no era su principal cometido, en Sword Art Online, todo el mundo podía combatir.

Aniya estaba fuera de si. Se reía como un maníaco. Onatu retrocedió un paso. Era una risa que daba miedo. Era la risa de alguien que no estaba en sus cabales. Y cuando tu vida depende de tu habilidad y estrategia, perder la cordura era casi como una sentencia de muerte. Onatu por fin reaccionó y se lanzó hacia la batalla. Aniya tenía la vida bajo mínimos y no había tomado pociones para recuperar vida. La salud de EstFaux también estaba bajando rápidamente. Atrajo todo el aggro (por así decirlo, la atención) del enemigo que pudo hacia si mismo y se preparó para recibir una buena tunda.

Y la recibió. Acabó de nuevo donde había comenzado. Pero en ese momento que se lanzó hacia adelante, ese momento en que el monstruo no le prestó atención, bastó para que Aniya le asestara el golpe final. Aunque había comenzado a entrenar más tarde que él, su nivel ahora era muchísimo más alto que el suyo.

La risa no se había detenido todavía. Tan solo se detuvo cuando EstFaux le dio un sonoro sopapo. Estaba visiblemente enfadada. Le gritó:

-¿Qué demonios ha sido eso? Casi te matas y casi nos llevas a nosotros por delante. ¿Y esa risa?

-Por primera vez en mucho tiempo me he sentido en casa. Y lo mejor de todo es que no duele nada. Da igual lo que te hagan, nada duele. Llevamos más de un mes aquí y solo hemos llegado hasta el segundo piso. Y hay 100. Además, estos pisos están explorados desde la beta. ¿Os imagináis lo que costarán los pisos superiores? Podríamos estar aquí encerrados toda la vida. Y si es cierto eso de que si nos matan, morimos de verdad, seguramente sea así. Así que a mi me importa una mierda salir del juego. Yo estoy bien aquí. Solo quiero divertirme.

-¿Y tus padres? ¿No te echarán de menos? Tus amigos, tus hermanos, tu pareja… ¿Todos ellos te dan igual o qué? Yo solo quiero terminar esto. Yo solo quiero volverles a ver la cara aunque solo sea una vez más. Yo solo quiero llegar al final.

-¿Y a mi qué? No me importa lo que tu quieras. Estamos en un jodido MMORPG. Hay gente que se encierra en ellos durante muchísimo tiempo. Podemos vivir aquí y pasárnoslo de puta madre toda nuestra vida. Es como morir haciendo paracaidismo. Sí, mueres, pero ,¿qué mas te da?

-Pues a mi me importa. Nadie me preguntó si quería quedarme encerrada aquí durante semanas, y mucho menos durante meses. Mis prioridades son mi familia, mis amigos y mis estudios. Yo llegaré hasta el último piso, contigo o sin ti.

Onatu ya no pudo aguantar más y se metió en medio de la discusión. No soportaba como estaban discutiendo.

-Por favor, basta de discutir. Todos queremos lo mismo, ¿verdad? Seguir subiendo hacia arriba. Los motivos dan igual. Solo queremos subir y seguir subiendo. Llevémonos bien. Tenemos todos el mismo objetivo. Todos los jugadores atrapados en este mundo estamos igual.

Las palabras de Onatu tuvieron el efecto deseado y ambos se calmaron durante bastante tiempo. De vez en cuando todavía peleaban, pero eran peleas mucho más pequeñas. Todo iba sobre ruedas. Habían llegado a formar parte del grupo de cabeza y habían derrotado un par de jefes de piso.

En cuanto llegaron al tercero de ellos, todo se fue al traste.

Anuncios
comentarios
  1. carlosbaldellou dice:

    Feliz día del orgullo friki. Aquí tenéis la segunda parte del fanfic. Vamos por la mitad. Si queréis, podeis proponerme más series, cómics o lo que sea para que les haga un fanfic más o menos largo. Si no conozco las series, las miraré o buscaré resúmenes. Eso sí, no me gusta interferir con la historia principal. Eso es algo sagrado del autor. Buscaré resquicios en la historia para meter mi parte. La historia de un personaje secundario, la de los protagonistas en algún momento que el autor se haya saltado… Buscaré resquicios que puedan resultar interesantes. Si no, pues se quedará aparcado durante un tiempo, hasta que le vea la forma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s