El fin de una amistad (me ha quedado un poco corta)

Publicado: 18/05/2015 en Elementum: Candela

Había parado de golpearme. Se alejaba hacia la mansión, probablemente a cumplir su objetivo. Mi torax estaba quemado. Mi estómago estaba quemado y la mitad de mi cara también lo estaba. Pero me levanté. Me había dicho que no tenía elemento, pero me había dado cuenta que no era cierto. Yo tenía un elemento. El fuego y el hielo juntos. Grité su nombre para que supiera que todavía no había terminado.

-¿Todavía no te has dado por vencida?-Me dijo.-Voy a tener que darte una lección de verdad, sin elemento.

-Oh, tengo elemento. Tengo un elemento. No es el fuego ni el hielo. Son ambos juntos. Y ambos por separado. ¿Te lo enseño?

Lancé una bola de nieve. Se esperaba otras cosas, seguro, porque no la deshizo, sino que se la paró. Tal y como esperaba. Entones transformé el hielo de la bola en calor. Recibió una explosión en toda la cara. Eso la dejó desestabilizada hasta que llegé yo. Cuando estuve lo bastante cerca, levanté una estalactita de hielo en dirección a su cara. Se agachó, por supuesto, así que convertí la estalactita en un montón de fuego que redirigí a su cara y luego de nuevo en un trozo de hielo. Para ese momento estaba lo bastante cerca como para poderla agarrar, así que le pillé la mano y me congelé el brazo entero para pasarle el hielo al suyo. Intentó aplicar fuego al trozo de hielo de su brazo, pero aproveché eso para convertir ese fuego en todavía más hielo que le fue subiendo por el brazo. Cuando casi le había llegado a la cara, lo transformé en fuego y lo hice explotar. Y me dejé de florituras, comencé a hostiarle la cara con mis puños hasta que le rompí la mandíbula y quedó inconsciente.

Desde entonces, no volví a hablarme con ella. Viéndolo con perspectiva, ese encuentro me hizo bien. Entendí cómo funcionaba mi nuevo poder y pude perfeccionarlo y refinarlo. Aun así, habría preferido no hacerlo. Después de ese combate, no me quedaba nada. No tenía familia. No tenía pareja. No tenía amigos. Lo único que tenía era la academia. Nada más. Y por supuesto, me volqué en ella.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s