Casi terminamos

Publicado: 03/03/2014 en Elementum: Cólodin y Kailey

Cólodin se había ido acercando a Ben poco a poco, hasta que Ben solo veía su cara desafiante. Y Ben había aceptado el desafío.

-¿Y tu qué? Sí, yo he matado a esa gente. Lo admito. Pero tu has quitado la vida de más gente. Mi padre murió en tus manos. Y más gente. Intenté llevar la cuenta de todos los que habían perdido la vida en tus manos, pero es demasiada gente. Tus manos están más manchadas de sangre que las mías. Y ambos hemos matado mucha gente sin justificación alguna. ¿Qué te diferencia de mí?

-Que por le menos yo me arrepiento.-Escupió Cólodin.

Una tos sonó al fondo, rompiendo el momento.

-Creo que tienes algo que explicar a nuestros compañeros, Ben.-Dijo Cólodin, antes de adentrarse a que lo curasen.

Ben retrocedió hacia los soldados. Los había contratado. Deberían salvarle. Cuando llegó hasta ellos, no le dejaron pasar. Un muro de cuerpos le impedía avanzar.

-Os he pagado, ayudadme. Eso es lo que hacéis, ¿no?-sollozó.

-Sí, pero verá. Nos ha pagado la mitad por adelantado y la otra para cuando terminemos. Y como vemos que cobrar la segunda parte no la cobraremos, ¿para que ayudarle? Es el inconveniente de trabajar con mercenarios, cuando no hay dinero, son tan solo un problema. Debería saberlo.

Cólodin volvió a salir de enetre la multitud. Esta vez estaba curado de su herida en el estómago.

-¿Qué vas ha hacerme? Si vas a matarme, hazlo ya. Se que te encanta.

-No es algo que me guste mucho hacer, Ben. Contigo haría una excepción. Pero le prometí a tu padre que no te haría nada. Fueron sus últimas palabras. Y eso voy a hacer. Yo no te haré nada. Tendrás un juicio.

-Un juicio justo… Algo es algo.

-¿Quien ha dicho nada de justo?-Dijo Cólodin.

La vista de Ben se comenzó a nublar. Estaba tiritando. Miró hacia abajo y vio como sus pies estaban congelados. Poco después, perdió el conocimiento. Dos profesores se acercaron, lo levantaron por los aires y lo encerraron en una habitación subterránea que nadie usaba, fuertemente vigilado.

Poco a poco, los mercenarios se disolvieron. Había terminado todo. Por fin, había acabado.

Anuncios
comentarios
  1. carlosbaldellou dice:

    Tenía un montón escrito. Para varias semanas. Y no se qué toqué, que apagué el ordenador sin guardar nada. Perdí todo el trabajo. En fin, trataré de rehacer lo que pueda. Lo que no pueda, pues nada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s