Crónicas del Multiverso

Publicado: 06/01/2014 en Excusas y otras cosas, Rincón crítico
Grandísimo libro

Grandísimo libro

Hoy quería subir una nueva entrada de la historia, pero por problemas técinicos (entiéndase que se equivocaron al pedir el recambio del teclado) no he podido. Me comprometo a poner una nueva entrada de la historia la semana que viene. Sin embargo, no dejes de leer esto, porque voy a hablar de mi libro favorito o, al menos, uno de los que está en el Top 10.

Se trata del libro Crónicas del multiverso, por Víctor Conde. A grandes rasgos, es un libro de ciencia ficción y además con  conceptos que no existen todavía, con lo que algunos conceptos se han de tomar por fe y por la historia. ¿Habría preferido que no estuvieran? Sí, pero si no estuvieran, el libro perdería parte de su esencia. En resumen, es la historia de un universo encerrado en una burbuja infranqueable. Un día, ese universo llega a su fin y sus habitantes, como no, tratan de sobrevivir como pueden.

Hay tres capítulos que sirven de preludio, contando la historia de tres personas distintas. Hay más personas. Hay muchísimas. Cada una distinta a la anterior. Zhinz, un marsupial aventurero, pero sin espíritu aventurero, Lina Kolbrand, capitana de un balandro pirata en las estrellas, Mel Pankratis, astronauta con problemas mentales y una CPU en la cabeza y muchos más. Algunos aparecen poco, otros aparecen y desaparecen e incluso alguno aparece a mitad del libro.

Todo el mundo puede disfrutar del libro, pero cuando conoces algunos conceptos de ciencia y ciertos experimentos, el libro mejora mucho. Esta tercera vez que me lo he leído, me he dado cuenta de uno en concreto: En un momento de la historia, un personaje entra en un apartamento. Se trata de un apartamento pequeño, sin paredes más que para el baño y un trastero, que están aparte. Dentro del apartamento hay un plato de comida podrida y, a su lado, un gato muerto en descomposición. Cuando este personaje se sienta en el sofá, el gato que estaba muerto, se sienta a su lado, pero esta vez vivo y en perfecto estado. Al mismo momento, el gato muerto no se ha movido. ¿Os recuerda a algo? Correcto, es el Gato de Schrödinger. Y como este, estoy seguro de que hay más que se me han pasado.

Otra parte que me encanta son los personajes. Y este es el plato fuerte. Son personajes con personalidad. Algunos, como Lina, tienen mucha personalidad. Son duros. Otros, como Zhinz, son más bien apacibles. Otros como Charlemagne son sádicos, oscuros y desconcertantes (de este, la primera vez que aparece me deja siempre alucinando). Y todos ellos van cambiando con el tiempo. Lina se pregunta que pasaría si no fuese corsario, Zhinz consigue un valor que nunca había mostrado y Charlemagne… bueno, eso son Spoilers grandes. Pero todos son diferentes al principio que al final de la novela.

Pero todos tienen en común que tratan de sobrevivir o redimirse en paz. El fin del universo se acerca y si no se salvan, quieren irse en paz. Y son muy humanos. El mundo se va a la mierda y algunos solo piensan en cómo ganar dinero. Otros, por su parte, dejan totalmente de lado el dinero. Una de mis partes favoritas es cuando, estando en un planeta, este comienza a morir. La gente trata de salir de este a toda costa. Y da miedo porque es lo que haríamos. Si el mundo se fuera a terminas y tuviéramos una remota posibilidad de sobrevivir yéndonos al espacio, haríamos exactamente lo mismo: mareas humanas descontroladas, rompiendolo todo sin motivo alguno, pateando literalmente a quien se pusiera enmedio, matando a quien hiciera falta sólo para conseguir nuestro objetivo. Los personajes me encantan. Todos y cada uno de ellos. Y nunca podré decir cuando.

Bueno, miento. Porque ahora viene la hora de decir lo que no me gusta: Norte es un Deus Ex que te lo tragas desde el primer momento. Es el primer personajes que conoces y el último en irse. Pero no aporta nada a la historia a mi parecer. Si algo aporta a una visión amplia no de la historia sino de la realidad es por sus acompañantes, pero en si mismo es totalmente inútil y se lo podrían haber ahorrado.

Además, el exceso de términos técnicos para cosas desconocidas llega a ser excesivo y se dedica poco tiempo a explicarlo. Funciona más por “magia” que por ciencia. Y además lo deja patente que es por ese motivo. Además, hay muchos personajes y puede llegar a ser confuso quien es quien. No por el número, sino porque hay muchos que son importantes y porque el glosario de nombres está al final del libro. Lo último a criticar es el final. Me deja con buen gusto, pero por todo lo que ha ocurrido antes, no por el final en si.

Oh, ya se me olvidaba otra cosa a comentar: Las batallas espaciales que hay están descritas brillantemente. Cada especie tiene sus tácticas y su forma de pensar. Las naves son colosales cuando deben serlo y pequeñitas cuando no. Además, no hay explosiones sin sentido o grandes sonidos. Cuando una nave es destruida en el espacio, si hay llama es el combustible o el aire si es grande. Si no, solo son trozos de hierro que quedan flotando. Pero siempre mueren en silencio. Y también debo hacer una mención especial a los urtianos. Ojalá se hubieran tratado más y se hubiera explicado algo mejor todo, además, acaban dejando un regusto un poco amargo con el final, pero en general me encantan. Lo básico y ya. Si necesitan algo, lo toman como deba ser tomado. Si no lo necesitan, se deshacen de ello. Me encantan.

En resumen, es un gran libro que podría haber sido mucho mejor, pero definitivamente recomiendo leerlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s