Es todo lo que tengo. No estoy muy contento con cómo termina, pero bueno.

Publicado: 26/08/2013 en Elementum: Cólodin y Kailey

Cólodin, Kailey y Casilda seguían avanzando. Habían encontrado una granja y habían conseguido un caballo, el cual era para Casilda. Cólodin se le acercó y le dio su pistola.

-Casilda, si las cosas se ponen difíciles, quiero que uses esto. Apunta y presiona esta palanca. Lo mejor sería que no tuvieses que hacerlo servir, pero por si acaso, tómalo.

El camino era largo. Tenían para mucho rato, así que hablaban poco para ahorrar fuerzas. Tras seis horas, hicieron un descanso cerca de un río. Más o menos en ese momento, Víctor exhaló su último aliento. Mientras Casilda cocinaba un poco, decidieron organizar sus mochilas y repartirse lo que tenían. El caballo también pastó. De momento, estaban lejos de los zombis, pero era mejor hacer pausas cortas. Volvieron a ponerse en marcha.

En la segunda pausa, ya era de noche, pero decidieron seguir andando un poco más. Cenaron y prosiguieron la marcha otras seis horas. Casilda se durmió encima del caballo. Ya en la siguiente pausa, decidieron descansar cuatro horas. Kailey se quedó despierta, haciendo guardia. De nuevo, se levantaron y continuaron andando, parando cada seis horas. Habían cambiado cómo usar el caballo. Ahora, cada dos horas se turnaban para echar una siesta y, a cambio, no se paraban a dormir. Era incómodo, pero mejor que nada. Y no se podían permitir descansar. Esto siguió así hasta llegar al cuarto día.

Hasta entonces no había habido ningún incidente. Habían llegado a un punto de cansancio extremo y necesitaban dormir algo, así que se pararon otras cuatro horas. Pero llegaron los zombis. Cólodin había estado de guardia. Como siempre, preparó sus sistemas de alarma. No eran infalibles, así que debía estar despierto. Y los sintió. Notó como los puntos de fío más alejados variaban. Esto podía ser un animal salvaje, así que esperó. Pero siguió aumentando. Más puntos de frío se alteraban. Y seguía avanzando la alteración. Víctor les había dado seis horas. Y ellos habían estado detenidos unas ocho horas. También habían atravesado ríos por encima, sin que eso les retrasara, con lo que habían ganado un poco más de tiempo. Pero los zombis no se detenían ante nada y les habían alcanzado.

Cólodin les despertó y desayunaron. Estaban nerviosos y habían dormido mal. El ambiente era tenso. Además, el desayuno frío e insípido no ayudaba en nada. Reemprendieron la marcha. Cólodin se quedó atrás. Pasaba inadvertido. Y entonces oyeron el ruido. Al principio, pensaron que era la tormenta. El cielo estaba tapado y era oscuro y al fondo se empezaban a ver rayos. La tormenta avanzaba rápido. Pero luego se intensificó. Y quedó claro que no eran rayos. Cólodin se detuvo en la cima de una colina. Solo Kailey se dio cuenta de eso.

-¡Vamos Cólodin! No te quedes ahí parado.

-Chicos, cuidad de Kailey.

Kailey estaba horrorizada. No se podía creer que Cólodin hiciese eso. No podía creerlo. No había dormido en dos días y el resto de veces que había dormido había dormido mal. Era una locura. No podía creer que Cólodin hiciese tal locura.

Un zombi apareció por encima de la colina. Un instante después, un carámbano de hielo le atravesaba el cráneo.

-Estaré bien, Kailey. Vamos.

-No me iré de aquí sin tí.

-Por favor.

-He dicho que no.

-No iba para tí, Kailey.

Ammós y Lóraj la agarraron por la espalda y comenzaron a arrastrarla. Kailey comenzó a gritar. No quería dejar ahí a Cólodin. Era un suicidio. Nadie podía sobrevivir a algo así. Mientras se la llevaban, vio a Cólodin recortado contra los rayos de la tormenta. Estaba de pie, encima de la colina. Cada vez había más. Y Kailey dobló una esquina del camino. Estaban en medio de un bosque, así que perdió a Cólodin de vista. Consiguieron calmarla y se dieron prisa. Tenían poco tiempo para llegar antes de que les alcanzaran.

En cuanto desaparecieron, Cólodin se puso en serio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s