Un nuevo recluta

Publicado: 11/02/2013 en Elementum: Cólodin y Kailey

Cólodin seguía a lo suyo. La aparición no podía hablar, así que se dirigía a su controlador. Tras haberlo visto en acción, sabía que solo podía ser una persona.

-Deja de esconderte y da la cara.

Finalmente, apareció. El jefe del experimento, el que ocasionó todo, salió a la luz. Más o menos. Seguía en las sombras, pero por lo menos revelaba su presencia.

-¿Ahora? ¿Llegais ahora? ¡Os he estado esperando durante años! ¡Durante lustros! ¡Durante decenios! ¿Y llegais ahora? ¿Sabes lo frustrante que es que tu salvador desaparezca durante tanto tiempo? Debías haber venido hace mucho tiempo a buscarme y ayudarme. Te puse el medallón en el bolsillo como me pidió Tadeus y no viniste. ¿Por que? ¿Que ocurrió?

-Que volví a mi época. Ya te dije que éramos del futuro. Hace nada que estamos aquí.

-Mentira. Eso es mentira. Cuando caí al agujero ese me desperté en el mismo lugar. Pensé que no había ocurrido nada. Estábamos todos ahí, salvo vosotros. Pero el tiempo pasó. No envejecíamos. Si que nos crecía el pelo y las uñas, las células morían. Pero nosotros no. Tengo más de 200 años ya y sigo igual. Al principio pensé que estaría bien. Eso fue cuando debía de cumplir 60 años y seguía pareciendo de 30. Ahora ya no. Me he cansado de vivir. No puedo ni morir. Me he cansado de que todo lo que me gustaba, de que todos los que he amado, hayan muerto. He visto a mis padres envejecer mientras yo seguía igual. A mi esposa. Incluso he visto como mi hijo moría de viejo. Y yo seguía igual. No podía hacer nada. ¿Sabes lo frustrante que es? He intentado suicidarme un par de veces, pero no lo he conseguido. Estuve colgado, con una soga al cuello durante tres semanas. Perdí el conocimiento, pero pasadas tres semanas la cuerda se heló, se rompió y yo recuperé el conocimiento. Me he clavado un cuchillo en el pecho, pero solo salía sangre durante todo el tiempo. Estuve tres semanas con la herida abierta, sangrando como un cerdo, pero nada. Me recluí aquí y practiqué mis poderes. Parecía que era lo único que podía hacer. Pero ni eso me ha proporcionado satisfacción o compañía. Solo este ser. Nada más.

-Lo siento por ti, pero no pudimos hacer nada. Ya te lo he dicho.

-¡Mientes! ¡Eso es mentira! ¡SE SUPONÍA QUE NOS AYUDABAIS, NO QUE NOS ABANDONABAIS A NUESTRA SUERTE! NO SABES LO QUE HE PASADO. NO SABES NADA.

-Mírate, ese no eres tu.

-Y TU QUE TE SABES. NO ME CONOCES DE NADA. ESTUVISTE CONMIGO UNOS MINUTOS. YO CREÍ EN TÍ, PERO NO. TUVISTE QUE IRTE A HACER TUS BATALLITAS. MALDITO CABRÓN INSENSIBLE.

-Tal vez no te conozca a ti, pero tu elemento es el hielo. Lo se. Esa mole de la entrada solo se podía hacer con uno de hielo. Y por lo que he visto, que es mucho, ese no eres tu. Los de hielo tiene una personalidad fría y calculadora. Pensamos antes de actuar y no nos dejamos llevar por ningún sentimiento. Ese no eres tu. No habrías llegado donde llegastes si no fueses algo insensible y pensaras más que actuaras.

Eso le dejó bastante descolocado y se decició a avanzar un poco más. Esta vez se puso a la luz y todos pudieron ver su aspecto. Tenía una barba muy sucia, que le llegaba a la cadera. El pelo estaba desordenado y era todavía más largo. Las ropas estaban medio rotas y le colgaban numerosos jirones. Los dientes estaban horribles, pero, probablemente debido al hecho de que no moría, seguían en su sitio. Por lo que veían, nada de fuera del organismo podía dañarle. Ni enfermedades, ni lanzas, ni sogas ni bacterias… Nada. El conjunto daba una sensación extraña, de estar cuidado y sano, pero a la vez de descuido, suciedad y asco.

-¿Tu crees?

-Por supuesto, ven con nosotros. Te llevaremos a un lugar en que podrás arreglarte y podrás hacer cosas de provecho. Venga, como mínimo inténtalo. No puedes caer más bajo. Y sabes que es verdad.

-Pero aquí está toda mi vida…-Seguía un poco indeciso.-He hecho tantas cosas en este sitio…

-¿Y valen la pena? Si es por la gente de Nòvirisk, sabrán cuidarse. Adviérteles de tu marcha. En serio, mira este sitio. Está medio en ruinas. No hay nada que realmente valga la pena conservar.

-Supongo que podría venir.

Al poco recogieron lo que tenía que le podía ser de uso. Cabía en un bolsillo. Finalmente, volvieron al portal, hacia la escuela. Isaac, que así era su nombre. Fue con ellos. Una vez en la academia, le dieron una comida caliente, le afeitaron y le arreglaron en general. A cambio, el les explicó sus trucos y quedaron impresionados por todo lo que sabía de base. Varias cosas más que ellos no sabían les acabaron de convencer y le dieron un puesto de profesor para los alumnos de primer curso. Cólodin y Kailey ya iban a segundo curso, pero aun así aprendieron lo que sabía en general y Cólodin acerca del hielo más concretamente. Era un conocimiento valioso que no podían desaprovechar.

Pero, evidentemente, no estaba solo. Había nombrado a otros profesores. Eso interesó todavía más a la cúpula directiva, que organizó partidas de gente para que fueran a buscarles. Isaac dio indicaciones de donde habían estado por última vez. El equipo de Cólodin tuvo que ir a por dos. Kot les acompañó, ya que podían haberse movido.

Anuncios
comentarios
  1. carlosbaldellou dice:

    Acabo de darme cuenta de que me falta relativamente poco para terminar esto. Si me doy prisa, lo termino antes de verano. No os preocupéis, no creo que me la de. Tengo pensados un par de arcos argumentales más, uno más breve que otro. Me reservaré una parte que podría ser el epílogo u otro arco argumental por si consigo publicarlo en papel con algunos datos que pueden ser interesantes acerca de lo que les pasará a los protagonistas en el final que tengo pensado y a algún personaje más. Por cierto, si alguno todavía sigue la historia (no se por que, empiezo a dudarlo) he incluido un par de cosas que me disteis al inicio.

    Por último, quiero añadir que tengo pensado hacer críticas literarias aquí, en una nueva subsección. Las empezaré cuando termine el libro que estoy leyendo. Si queréis proponerme lecturas, las pondré en mi cola de lecturas pendientes, que se está alargando bastante, o las comentaré si ya he leído los libros.

    Y sigo abierto a todo tipo de propuestas de nombres y argumentos, vosotros proponed.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s