La cámara

Publicado: 13/09/2012 en Elementum: Cólodin y Kailey

Estaba atado a la pared con unos grilletes. No había hecho nada, pero cuando se despertó tras la explosión, estaba atado en esa habitación. Habían entrado y le habían hecho algunas preguntas. No sabía nada de ellas, pero las respondió. Estaba totalmente perdido, no sabía ni que día ni que hora era. Le daban comida cada cierto tiempo. No sabía cuanto, no había luz ni formas de medir el paso del tiempo.

Y la luz se hizo. La puerta saltó por los aires. La luz le dejó ciego unos instantes. Cuando pudo volver a ver si temor a quedarse ciego, vio a una figura que se recortaba contra la luz. Estaba rodeada de vapor y se le acercó. Tenía un poco de miedo, pero luego recordó que, cuando entraban sus captores, la puerta solía quedarse en sus goznes. Cuando lo tenía encima, oyó que decía.

-Venga, levanta. Hemos venido a ayudaros.

Levantó sus brazos. Estaba encadenado a la pared. Sin saber como, vio un objeto punzante en sus manos y como sus cadenas se rompían.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s