Publicado: 30/09/2011 en La muerte fría

-¿Pero como quieren que resolvamos eso de cabeza?-dijo Jean.

-La respuesta es cinco mil seis cientos ochenta y nueve.

-Correcto.

-¿Cómo lo has sabido?

-Mirando la parte de fuera del paréntesis. Si multiplicas por cero y añades un número, el resultado es ese número. Es fijarte en el conjunto de las cosas.

Finalmente, salieron y fueron al centro de toda la instalación a comer. Había treinta máquinas a las cuales les ponías la bandeja de comida y te la servía automáticamente. Tras coger su comida, fueron los tres a sentarse en un banco.

De camino a un banco, otro chico se cruzó en su camino. En lugar de apartarse, chocó voluntariamente contra Joel, haciendo que toda su comida se le cayera encima. El y su grupo se rieron de Joel.

-Pide perdón.-Le soltó Joel.

-¿Por que esclavo?¿Vas a llorar?Venga, llama a tu mami.

-Ni voy a llorar, ni soy esclavo ni puedo llamar a mi mami. Puede que tu si quieras hacerlo.

Adelantándose, el otro chico le dio un puñetazo en todo el estómago. Debido al impacto, Joel se dobló sobre si mismo y soltó un escupitajo con restos de sangre.

-Ja, ni siquiera es capaz de resistir un pequeño golpe. Que birria.

El corro que se había formado desde que comenzó la pelea se comenzó a deshacer en cuanto Joel se dobló sobre si mismo.

-Mala decisión.

El abusón se volvió y vio a Joel de pie, agarrandose el estómago. Cuando se dió cuenta de lo que iba a hacer, ya lo tenía encima. Joel le dio un puñetazo en el estómago. Cuando se dobló sobre si mismo, cruzó y le golpeó con el codo en la espalda. Desequilibrado, cayó al suelo. Cuando se recuperó, Joel le hizo un O-gosi(llave de judo, que consiste en cargarte al enemigo por la espalda y tirarlo al suelo para que de con la espalda. Mirad el vídeo). Lo levantó lo que puedo y le hizo caer con toda la fuerza posible. El resultado fue un grito desgarrador que soltó.

Joel se fue, dejándolo allí, tirado, revolcándose en el suelo. Sin embargo, el muy corto de luces se levantó y le dijo:

-Puede que seas más fuerte y todo eso, pero seguro que no me podrías ganar.

Sin girarse, Joel le respondió:

-Te acabo de dejar retorciéndote en el suelo, llamando a tu mamaita sin nada mas que las manos y dejándote el primer golpe, ¿por que crees que me podrías ganar?

-Porque solo eres un esclavo, un maldito esclavo que ha tenido suerte.-Con estas palabras, Joel se enrabió y cerró sus puños.-Si, eres pura escoria, basura que ha venido de otro planeta inferior para que nosotros no tengamos que trabajar.-Estas palabras hicieron que Joel se cabreara pero de verdad.-No sois nada, sois menos que animales, a los que podemos hacer lo que queramos…

Joel ya no aguantó más: se giró e hizo como si le lanzara un cuchillo. La energía de su armadura, que no había dejado por precaución, había formado un cuchillo compuesto por energía pura, un campo de fuerza que contenía en su interior energía que mantenía su estabilidad y un montón de cosas técnicas de las que no tengo ni pajolera idea.(increíble, pajolera está en el diccionario del google chrome) El abusón calló de inmediato y, cuando se llevó la mano a la mejilla, notó que sangraba.

-Para empezar, la superioridad tecnológica que teneis no es tanta, segundo, somos mejores intelectualmente y tercero y último, yo no soy un esclavo. Por cierto, gracias, ahora se como hacer algo parecido a armas.

Dejándolos estupefactos, Joel recogió su bandeja y se puso otra ración. Cuando volvió, todavía estaban allí, mirando al vacío.

-Pues vaya, ni que fuera la cosa más extraña del mundo que un ex esclavo gane a uno que siempre ha sido libre.

Y, tranquilamente comieron. Una hora después, cuando volvieron, el abusón y sus colegas seguían allí, estupefactos.

-Oye, no es por nada pero pareces más tonto que una piedra. No es nada personal, la verdad.

Y, finalmente, se alejó para dejar su bandeja.

Una vez terminaron de comer, fueron a hacer las pruebas que les quedaban. Tenían dos clases de historia, una alienígena y otra a secas. Pero antes, tenían que estar en su tutoría: terror.

Se dirigieron allí y entraron. Al ser su tutoría, podían escoger el nivel. Jean fue al nivel 1, Laurence al nivel tres y Joel se dirigió al nivel nivel 5.

-Dicen que nadie que haya entrado en el cinco ha salido igual. Es muy peligroso Joel.-Murmuró Jean.

-Me la suda. Yo no soy nadie.

Y diciendo estas palabras, entró en la sala. A esas alturas, ya había comprendido que casi todo el complejo estaba bajo tierra. Joel entró en el ascensor y bajó a realizar su prueba. Abajo, había un espectáculo terrible: las paredes holográficas representaban una ciudad destruida que no se sabía donde terminaba, las nubes del cielo eran oscuras y la luna brillaba, oculta por grandes bancos esponjosos. Había varios trozos de piedras esparcidos por el suelo de mayor o menos tamaño. De repente, en medio de la nada, sonó una voz:

-Por fin, alguien viene. Ya me estaba cansando de esperar.

Era una voz metálica, sin sexo distinguible y sin ninguna fuente de emisión distinguible, sonaba en todas partes. Joel se puso en lo que detectó como el medio de todo y miró alrededor. Los cascotes le impedían ver trozos de terreno, pero la mayoría lo tenía a la vista. Mirando, vio como se formaba una figura de la nada, polvo que se movía y se concentraba en una figura. Finalmente, una capa de polvo de colores formó una persona que avanzó hacia el.

-Vaya vaya, a quien tenemos aquí.-Articuló el ser, con la voz que seguía sin ser identificable.-Un pobre desgraciado que va a experimentar el horror puro.

-¿Quien te asegura eso?¿Quien dice que sea desgraciado?(vale, en parte si, pero yo no te lo digo ni borracho.) Yo he venido aquí voluntariamente y me iré de aquí como he venido.

-Vaya hombre, pobre desgraciado. Te has de enfrentar al peor miedo de todos los que existen: un enemigo al que no puedes ganar.

La figura de polvo se había acercado suficiente como para estar al alcance de Joel. Cuando este lo advirtió, desenvainó la espada.

-¿Pero que haces?-Dijo la voz-Eso no me hará ni cosquillas.-Y acto seguido articuló algo parecido a una risa.

-Yo soy mejor que la media. Bastante mejor. Y no, no soy un fanfarrón.

Sin esperar nada más, Joel embistió a la figura en su estómago. El arma atravesó limpiamente el estómago y salió por el otro lado.

Salió limpia, sin marcas de sangre, carne o cualquier material reconocible. El traco fue como cortar aire.

Joel sacó el arma y el espacio que ocupaba quedó cerrado.

-¿Lo entiendes ahora? Soy de polvo, nada me puede ganar.

-Lo dudo, siempre hay un punto débil. Puede que sea difícil o que para encontrarlo, tengas que atacar al punto fuerte, pero siempre hay uno. Si no me equivoco, tu debes de ser una IA, una inteligencia artificial bastante avanzada que controla este cuerpo de polvo. En consecuencia, para vencerte, o bien destruyo al soporte de la IA o al soporte del cuerpo. Evidentemente, no van a exponer a una IA valiosa a un posible golpe, así que voy a tener que destrozar el soporte del cuerpo.

-Brillante deducción. Soy la IA más avanzada de todo el mercado, capaz de procesar millones de datos por segundo y estoy en una sala aparte, aunque percibo igualmente todo lo que pasa en la sala, incluso aunque te escondas.

-Y, supongo también, que estará sujeto el cuerpo mediante micro-tensores de gravedad. Como pequeñas anclas que dan es figura al cuerpo y que puedes modelar a voluntad, lo cual te debe dejar con tanta capacidad de procesamiento como a un humano normal.

-Nuevamente aciertas. Sin embargo, jamás en la vida podrás encontrarlos. Están ocultos por esta sala y no emiten formas de energía percibibles.

-Vaya, parece que me subestimas. ¿Quien ha dicho nada de percibir energía como la gente normal? Yo no soy de aquí. No soy normal.

Y siguió golpeando al cuerpo de polvo. En ocasiones, compactaba el polvo en la superficie hasta formar una materia tan dura como el acero y en otras el polvo era atravesado de forma limpia. Joel luchaba mecánicamente, golpeando sin pensar.

Su pensamiento estaba en otro lado. Tenía que encontrar los micro-tensores y destruirlos, pero sin que se enterara. Tenía su armadura y con ella podía localizar la energía, pero estaban muy bien escondidos, percibía energía de forma muy débil por toda la sala. Tendría que acercarse para percibirlos.

Lentamente, fue retrocediendo hacia la pared, mientras su enemigo lanzaba estocadas de polvo que Joel no podía más que esquivar, que que atravesaban su arma y luego se compactaban.

Finalmente, en la pared, Joel fue siguiendo el rastro de energía hasta que estuvo al máximo. Una vez lo localizó, sonrió.

La IA intentó procesar la información, pero no tenía datos de anteriores combates para comparar, así que no le dio importancia. Mientras tanto, Joel sacó un puñal de la manga y acuchilló el lugar. Inmediatamente, un brazo de polvo cayó al suelo.

La IA se sorprendió mucho y Joel aprovechó el momento para enviar una señal EMP (ElectoMagnetic Pulse, pulso electromagnético) por el cableado y hacerse un mapa de donde estaban los micro-tensores. Cuando lo tuvo, se preparó para contraatacar. Con el mismo puñal, lo lanzó en dirección a otro tensor. Esta vez, se le cayó media cara, quedando corte oblicuo de color arena. El cuerpo retrocedió con una expresión de miedo (o algo así, Joel no estaba seguro) plasmada en su cara (o en su media cara).

Joel se lanzó adelante y le ensartó con su espada todo el cuerpo. La IA contrajo las moléculas para aprisionar su arma en su estómago y Joel, Justo cuando vio que hacía esto, le golpeó en plena media cara. El cuerpo cayó al suelo y Joel le dijo:

-Ya ves, no soy uno más. Y todos tienen su punto débil. Supongo que debe costar una pasta gansa colocar esos micro-tensores. Sería una lástima que alguien los destrozara todos.-Dijo colocándose al lado de otro micro-tensor y sacando su última arma.

-De acuerdo, no puedo negar lo evidente: has superado la prueba. Te has enfrentado al terror puro y has vencido. Nadie lo había hecho hasta ahora.

Y ahora, si me devuelves mis armas, me voy: me están esperando.

Joel, simplemente, recogió sus armas y volvió al ascensor.

Jean y Laurence habían terminado sus pruebas hacía poco. Jean le contó a Joel que su prueba consistía en ver escenas de una película de terror puro y no gritar. Laurence, por su parte, tuvo que hacer frente a un enemigo muy numeroso, pero fácil de derrotar. Habían cogido los niveles dos y tres, respectivamente. Mientras iban hacia las siguientes clases, iban comentando sus cosas cuando Joel se paró de repente.

-Jean, ¿seguro que todo lo que pusiste a esto era normal?

-Pues si. ¿Por?

-Porque está apareciendo una espumita en los bordes que no creo que sea normal.

Y, ciertamente, una espuma muy pequeña aparecía por los bordes. Era una espuma gris que se confundía con la propia armadura y le hacía cosquillas.

-Que raro, esta es la reacción que produce cuando los nanobots trabajan, pero solo tenían que trabajar un cierto tiempo para arreglar la armadura, luego, el chip se desconectaba.

-Jean, ¿has pensado que está rodeado de energía en movimiento, con grandes cambios energéticos?-Dijo Laurence

-Seré…, pues claro, al convocar energía para hacer todo lo que hoy has echo, has vuelto a activar la fábrica de nanobots. Ahora mismo están recogiendo los datos de lo que has echo y, al haber tal cantidad de energía, deben de haber cambiado su programa y ahora hagan actualizaciones según los datos que han recopilado, ya que el emisor de infrarrojos se desintegra al cabo de cinco días. Es decir: ahora son inteligentes y van a modificar tu armadura. Lo siento, pero no te la puedes quitar, ya que la espuma acaba de eliminar la hebilla y no hay forma de quitarla.

-Cagüen, ahora no me podré duchar. Bueno, vamos tirando a historia. Que toca primero: alienígena o local.

-Alienígena. Como nos toque un nivel alto, vamos listos.

Y fueron al cubil de historia alienígena. Para entrar, la prueba a superar era una simple partida de ajedrez, que Jean hizo sin ningún problema.

Les tocó el nivel 4. Rogando por tener suerte y que fuera una pregunta que se sabían, pasaron a la sala. De nuevo, la típica pantallita les mostró la pregunta y aprovechó para plantearles la pregunta de la hora siguiente. Esto era debido a que se lo habían solicitado, para tener una hora libre. Las preguntas eran:

¿Cual fue el máximo representante de una corriente ideológica llamada nazismo en el último planeta conquistado completamente?

Nivel 1:
¿Como se llama nuestro máximo representante actual?

-Laurence, Jean. Vosotros teneis que saber el nombre del máximo dirigente.

-Verás, hay un problema: ayer hubo elecciones y hace una hora han dado los resultados. Y aquí no hay internet porque si no, sería muy fácil saber las respuestas.

-Pues empieza a decir nombres de candidatos, alguno habrá salido.

-No es tan sencillo, hay más de 300 candidatos. ¿ Lo entiendes ahora Joel?

-Respuesta correcta en la primera prueba.

Estupefactos, Jean se apresuró a decir:

-Ordenador, comando 004752. Explicación de la pregunta. Área historia.

El ordenador aceptó el código y comenzó a explicarse:

-Joeloff von Reiner. Más conocido como Joel. Máximo representante de nuestra nación desde hace dos horas. Representa el partido de derechas.

-Finalizar comando. Está claro que hemos tenido una suerte impresionante. Pero falta la otra pregunta. Joel, esta es tuya.

-Es muy fácil. Adolf Hitler.

-Respuestas correctas. Podeis continuar.

Finalmente, salieron a la luz del sol. Como ya no tenían nada más aprovecharon para ir al campus del centro y compartir respuestas con el resto de alumnos que fueran llegando, como es tradición tras un examen. Una vez comieron la bazofia típica de cena(más pasta grisácea, con un sabor dulce), fueron a dormir.

Joel pasó el resto de días haciendo pruebas y entrenándose con niveles altos para conseguir mas puntos, de forma que, al acabar, tenían más de 300 y podían escoger universidad, destino y hasta el postre. Finalmente, volvieron y reemprendieron las clases, a un par de meses de otra salida, esta vez más larga, peligrosa y entretenida.

Cuando llegaron, la armadura de Joel había terminado de ser remodelada. En cuanto acabó, Joel tenía todo el brazo derecho cubierto de un material cobrizo, elástico y adaptable. Este material era un superconductor(llevaba muy bien la elecrticidad) y podía ponerlo y sacarlo de su brazo cuando quisiera. Jean se llevó un trozo para analizar y se regeneró.

Durante ese tiempo, tuvieron unas clases de las cuales Joel sacó su estilo de combate principal:

-Hoy vamos a aprender como se puede batallar con dos espadas y como contraatacar. Para empezar, necesitais dos espadas, como es lógico. Esto solo se hace con espadas, ni hachas, ni lanzas y, como mucho, puñales. Con esto, vuestra defensa se reduce, pero vuestro ataque aumenta mucho, ya que golpeais y cortais por dos sitios a la vez o podeis inmovilizar con una y atacar con otra. Cada cual usará la derecha o izquierda, según le vaya mejor para atacar y la otra para apoyar. Lo más dificil es no cruzar las armas y evitar que se choquen, pero eso es práctica.

Todo ese dia lo pasaron golpeando con dos espadas de madera unos pilares de piedra para adquirir destreza. Durante las siguientes clases, aprendieron técnicas, defensas y los puntos débiles.

Una defensa para los golpes que venían en tajo lateral, de arriba o de cualquier lado era poner la espada de la mano floja encima y la espada fuerte sujetando la punta de la floja, en una especie de tijera. De esta forma, la espada estaba firme por toda su longitud y era más difícil que cediera. Además, tras eso se podía dar una patada y alejarlo para contraatacar.

El curso se acababa y, finalmente, llegó el último mes. Tras hacer los exámenes finales, de los cuales Joel suspendió cuatro(física, química, matemáticas y filosofía). Sin embargo, durante el mes que quedaba harían el resto de exámenes: Los exámenes físicos.

Estos exámenes eran una prueba física larga en que se ponía a prueba la destreza en ataque, defensa, sigilo, comandancia, táctica y el resto de disciplinas. Las pruebas se realizaban entre varias escuelas, se reunían todas en un terreno especialmente preparado con seis castillos, uno por escuela. Cada escuela tenía sus alianzas, bien antiguas o bien establecidas en un momento dado. Todos los alumnos pasaban a un androide durante varios días, en que en su cuerpo se administraba el alimento necesario. Cada año, varias personas elegían ir en carne y hueso y acababan con heridas de gravedad casi todas ellas. Había un río en medio, con dos puentes y, en cada lado, un castillo sobre el nivel del agua, uno a nivel del agua y otro bajo el nivel del agua, aproximadamente a unos 700 metros de borde del agua. Entre los primeros eliminados o masacrados, se hacían dos rondas más para ver si eran malos o habían tenido mala suerte en esa batalla.

Joel quería usar su armadura y, con el androide, la posibilidad de cortocircuito era muy elevada, así que fue en persona. Les tocó un castillo situado en el margen izquierdo del río, concretamente el que estaba a nivel bajo.

Joel entró en el castillo y, cuando todos se hubieron instalado, empezó a repartir las órdenes pertinentes para establecerse durante un periodo de tiempo indefinido. Antes de empezar las maniobras, tenían dos días para preparar la defensa y controlar lo que tenían.

-Vamos a ver. Primero: Jean, haz un inventario de lo que tenemos en el almacén y distribuyelo según su peligrosidad. Segundo: cavad trincheras por todo el alrededor y dejad puntos de apoyo para apoyar tablas y salir en gran medida. Tercero: necesitamos tela para disumular el hueco que habrá y que caigan en nuestra trampa y Por último, que todos los jefes de las divisiones vengan conmigo para ordenarnos y establecer una táctica de batalla.

Todo se puso en marcha y, salvo Jean, todos los jefes fueron a la reunión mientras los soldados dejaban la explanada delantera con más agujeros que un colador.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s